domingo, junio 13, 2021

“Yo secuestré a Kim Kardashian”, libro escrito por uno de los asaltantes, que describe como fue el asalto a la socialité durante la semana de la moda en Paris

Uno de los ladrones que participó en el 2016 en el asalto a la famosa socialité Kim Kardashian, en la ciudad de París, ha escrito un libro en el que define el hecho como un golpe “perfectamente” ejecutado.

Se trata de Yunice Abbas, de 67 años, quien fue una de las doce personas detenidas por robar más de 10 millones de dólares en joyas en la residencia que la famosa modelo estadounidense alquiló para asistir a la Semana de la Moda de París.

Abbas ha dejado claro que no tiene la mínima intención de negar los hechos y se ufana del robo. Así lo refleja el título de su obra: “J’ai séquestré Kim Kardashian” (”Yo secuestré a Kim Kardashian). El hecho es conocido como el mayor asalto a una persona en el país europeo en los últimos 20 años.

De los más de 10 millones en joyas, la policía francesa solo ha recuperado una cruz con incrustaciones de diamantes que se le cayó a Abbas cuando abandonaba el lugar montado en una bicicleta. Del resto de piezas se desconoce el paradero.

“El jurado tendrá que decidir y, en teoría, lo harán basándose solo en lo que se les presente en el juicio, pero ya se han contado 50 historias sobre todo esto: yo quería contar mi verdad, la que he vivido”, dijo Abbas.

Abbas ingresó la madrugada del 3 de octubre del 2016, junto a cinco hombres de entre 60 y 72 años, al departamento que ocupaba Kim Kardashian en París, la ataron con cables de plástico y cinta adhesiva y la metieron a una bañera vacía. Kardashian manifestó a las autoridades uno de los hombres llevaba una chaqueta con insignias de la policía.

“Todo fue rápido, tal vez cinco, seis, siete minutos, desde la entrada hasta la salida, porque todo transcurrió sin problemas. Nadie interfirió, la víctima entregó las joyas sin oponer resistencia”, dijo Abbas.

Con una vida entrando y saliendo de la cárcel, la oportunidad del robo a Kardashian resultó interesante para Abbas porque, según señala, “necesitaba el dinero”.

Luego de 22 meses entre rejas, un juez lo dejó en libertad por motivos de salud, Abbas ahora espera la piedad de un jurado. “Mi miedo es volver a la cárcel, mi salud ya no es buena”, finalizó.

Similar Posts