jueves, enero 21, 2021

Y siguen en aumento Multimillonarios fraudes a cuentahabientes

Por ROBERTO MELENDEZS.

bobymesa@yahoo.com.mx

Cuentahabientes de las diversas instituciones bancarias que operan en el país, entre las que destacan Santander, realizan anualmente, en promedio, más de cuatro millones de reclamos-fraudes por miles de millones de pesos que de manera ilegal son sustraídos de sus tarjetas de crédito y débito, hechos en los que no se descarta posible participación de empleados.

Entre las denuncias formuladas a fines del presente año destaca la de la comerciante Patricia Ivet Sánchez Colín, a quien los delincuentes despojaron de aproximadamente 300 mil pesos que “con mucho sacrificio había ahorrado con la comercialización de ropa, principalmente pantalones, hechos de los que hice del conocimiento de altos ejecutivos de Banco Santander México, quienes de hecho hicieron caso omiso de mis reclamos, ya que afirmen no tener responsabilidad en el timo”.

Mientras autoridades financieras sostienen que las empresas criminales llegan a apoderarse indebidamente de miles de millones de pesos de sus cuentahabientes, Sánchez Colín puntualiza que quien o quienes le han despojado de su patrimonio hicieron retiros en efectivo o bien realizaron compras en centros comerciales, como sería Suburbia Ticomán.

El banco bien podría, por medio de videos, acreditar que se trata de un robo perpetrado por delincuentes, pero no lo hace por así convenir a sus intereses y que el cliente cargue con las pérdidas del dinero que le confiaron o bien del metálico del que podrían disponer aquellos que cuentan con tarjetas de crédito.

Se asegura que el gabinete de seguridad, además, tiene conocimiento de estafas telefónicas de que han sido objeto clientes de Santander, los que han sido cometidos por malvivientes que se hacen pasar como empleados de los bancos y que supuestamente atienden denuncias presentadas por afectados en sus recursos.

Sánchez Colín expuso que las compras y retiros hechos por los presuntos delincuentes se realizaron el pasado mes de noviembre y que de los mismos hizo del conocimiento del banco, uno de ellos atendido por Daniel Martínez, pero que finalmente le comunicaron que descocían los hechos, los que le han llevado a la ruina.

Han sido años de trabajo para juntar un dinero, del que ahora gozan unos malvivientes, quienes, no descarto la posibilidad, podrían estar coludidos con otros delincuentes que lograron colarse al banco. La afectada proporcionó el número de su cuenta, la que abrió en la sucursal Narvarte.

La comerciante destacó que debido al multimillonario fraude cometido por los delincuentes y la pasividad mostrada por las instituciones bancarias en los casos, el Gobierno Federal debe aplicar medidas correctivas a éstas, las que deben garantizar la seguridad de sus dineros, ya que por ello pagan jugosas aportaciones.

 

Similar Posts