Inicio / Nacional / Venta de autos usados, un ¡Peligro!

Venta de autos usados, un ¡Peligro!

En la empresa LUXURY RIDES MÉXICO, propiedad de Javier Armando Núñez Gutiérrez, alias “El PELÓN”, Le quitan la vida al palestino Nabil Alkhalil , para no pagarle tres vehículos que tenían a consignación.

Le quitan la vida a un palestino, para no pagarle tres vehículos, en LUXURY RIDES MÉXICO

¡Cuidado! Cuando piensa usted
en vender un auto o consignación.
Desgraciadamente uno cae en manos de
verdaderos ‘coyotes’, que cuando se presenta
usted a que le paguen el mejor precio, empieza
la cacería de lo que puede ser el fin de su vida.

Así sucedió el 24 de agosto, cuando el señor Nabil Alkhalil acudió a la empresa LUXURY RIDES MÉXICO, ubicada en Jorge Jiménez Cantú, manzana 3, lote 10, local 1, circuito Plaza Esmeralda, colonia Rancho Viejo, municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, para cobrar por la venta de tres automóviles que dejó a consignación; al llegar a este lugar, fue retenido por un escolta, de nombre José Mario Venegas González (mismo que está preso en el penal de Barrientos, en el Estado de México, por el asesinato de Nabil Alkhalil), quien le dijo que esperara que tuviera tiempo su patrón, Javier Armando Núñez Gutiérrez, alias “El PELÓN”, aguardando por casi dos horas. Cuando Javier Armando Núñez Gutiérrez ve a Nabil Alkhalil, ¡le empieza a mentar la madre!, es cuando éste, sorprendido, trata de que sólo le pague sus vehículos que dejó a la venta

-un Acura NSX 2016, una camioneta Chevrolet Silverado 2500 Crew Cab 4×4 2011, y una Grand Cherokee SRT-, de modelo reciente-.

Al calor de los gritos y mentadas de madre, consta en autos FHM/UHL/00/MP/401/00032/18/08, José Mario Venegas González (escolta) saca su arma 9mm y le mete cinco balazos a Nabil, perdiendo la vida; cuando el dueño de la negociación ve que se les pasó la mano, con ayuda de un policía tratan de esconder el cuerpo y limpiar la escena del crimen; recuerde, sólo le hablaron a un policía de Tránsito Municipal, de nombre Jesús Salvador González Rivas; se dice que éste, en contubernio con el asesino y cómplice, maquillan el lugar donde se cometió el homicidio. Posteriormente, al hacerles los exámenes de rodizonato de sodio, tanto el escolta como el occiso dieron negativo a esta prueba. ¡Increíble!, ¿entonces quién disparó? Por consiguiente, señalan, todo apunta que quien dispara el arma es el dueño de LUXURY RIDES MÉXICO, Javier Armando Núñez Gutiérrez, pues el asesinato ocurrió en su oficina, siendo éste el propietario y quien tendría que pagar los autos que quedaron a consignación.

Esto está cada vez más turbio, ¡el final!, un empresario palestino queriendo vender tres vehículos de su propiedad, caer en manos de vivales en venta de autos, y al tratar de cobrar, siendo una cantidad fuerte, ¿le quitan la vida?

Porque hoy, el dueño de la negociación y presunto responsable, , por la muerte del palestino, está feliz de la vida ¡LIBRE!, mientras la familia del occiso, está en completa indefensión, y además sin el jefe de la familia; nos dicen en el MP, que éste dejó huérfanas a tres bebés, que sufren la ausencia de su padre.

Ahora, sólo preguntarle al Fiscal General del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, ¿si esto va a quedar impune, como miles de expedientes que duermen el sueño de los justos en el Estado de México?.

CONTINUARÁ…

A %d blogueros les gusta esto: