sábado, enero 16, 2021

Una Mafia, Dirección del Consejo de Honor y Justicia de  la SSC-CDMX

Por Raúl Ruiz – Miguel Celaya /Reporteros.

Cientos de elementos adscritos a la Secretaria de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, se han visto perjudicados, por la Dirección Consejo de Honor y Justicia de dicha secretaria, ya que esta opera como una Mafia, que se vende al mejor postor y trabaja por consigna, además de que se dan el lujo de no contestar los alegatos, así lo manifestaron a unomásuno elementos, a quienes les fueron violentados sus derechos laborales y violaron sus garantías individuales.

Dos casos emblemáticos y documentados de las arbitrariedades de los integrantes de la Dirección del Consejo de Honor y Justicia de la SSC, son el sub oficial, de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), C. Fernando Toledo Contreras, con número de placa 33103,  otro caso de la Policía Segundo, de la Policía Bancaría e Industrial (PBI), Nancy Marisol Ramírez Mancilla, con número de placa 45532.

En el primer caso el sub oficial, Toledo Contreras, que sin causa justificada fue destituido de su empleo, ante dicha arbitrariedad, el afectado tubo la necesidad de acudir a otras instancias, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el Contencioso Administrativo de la Cdmx, quienes acreditaron que la sanción no corresponde a la falta que se le atribuye al elemento, de igual forma se dio vista a Control Interno de la SSC, para que luego de 2 años 8 meses, es fecha que el elemento, no ha sido reinstalado en su empleo.

En entrevista exclusiva con el sub oficial de la PBI, Fernando Toledo Contreras, este señalo, que desgraciadamente ante la falta de conocimiento de nuestros de derechos laborales, como nuestros derechos humanos, además de la carencia de recursos, para solventar una defensa jurídica, por parte de la mayoría de los compañeros, es que los integrantes del Consejo de Honor y Justicia de la SSC, hacen de las suyas, lo grave del caso señalo Toledo Contreras, es que se echa abajo el trabajo de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, del Secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, y el propio Director de la Policía Bancaría e Industrial (PBI), Mtro. José Arturo Blanco Hernández, cabe señalar, que en el caso de la PBI, el director no está siendo informado de todo lo que pasa al interior de la corporación, ya que su secretario particular, José Alfredo de la Cruz García y el Director Operativo, Lic. Noé Castillo Pérez, se encargan de ocultarle toda información.

El segundo caso más grave aún por tratarse de una dama, la Policía Segundo, de la Policía Bancaría e Industrial, Nancy Marisol Ramírez Mancilla, con número de placa 45532, quien sufrió acoso sexual y hostigamiento laboral. De acuerdo a información desde el interior de la corporación, Ramírez Mancilla, fue destituida, a petición directa, del propio secretario particular del director general de la PBI, José Alfredo de la Cruz García, que ordeno, al director operativo que la destituyera.

Y en efecto así fue,  violentando los derechos de la Policía Segundo, de la PBI, Nancy Marisol Ramírez Mancilla,  ya que  la Consejo de Honor y Justicia es la única área para emitir Dicha destitución, esto si se acreditara la falta.  Pero además  mencionaron, que está obligado dicho Consejo a notificar al elemento en su domicilio y en el servicio lo cual no fue de esa manera.

Ante dicho cumulo de arbitrariedades, la uniformada Nancy Marisol Ramírez Mancilla, se entrevisto con el Coordinador Jurídico, para ver su caso, y este simplemente la ignoro y le manifestó, que su caso era orden del particular del director general, José Alfredo de la Cruz García, y que él no podía, hacer otra cosa contraria, ya que este maneja a todo el Jurídico de toda la institución, abusando de su cargo y la confianza del Sr. Director General.

Dos casos más que evidentes de corrupción, al interior de la PBI, en el caso del sub oficial, C. Fernando Toledo Contreras le cuadran inasistencias o alguna falta Administrativa, en el caso de la Policía Segundo, Nancy Marisol Ramírez Mancilla, le aplicaron las mismas faltas, tan solo por no acceder, a cumplir con los bajos instintos de los mandos.

En conclusión, tanto Asuntos Internos, como la Dirección del Consejo de Honor y Justicia, siempre están a disposición de los mandos, no tienen autonomía es sus resoluciones, actúan en contubernio y en perjuicio de los elementos de tropa, cuando  promueven algún atropello a sus derechos laborales y humanos, concluyeron.

 

 

Similar Posts