lunes, enero 25, 2021

Un éxito muestra fotográfica, Heroínas y héroes de la COVID-19

La muestra está integrada por 58 imágenes en gran formato que se tomaron en hospitales ubicados en zonas urbanas del país.

Por Raúl Ruiz-Miguel Celaya/Reporteros.

Continúa con mucho éxito la exposición fotográfica titulada “Heroínas y héroes de la COVID-19”, en la Galería Abierta Gandhi en las rejas del   Bosque de Chapultepec, como un agradecimiento a la noble labor en la primera línea de batalla contra el SARS-CoV-2,  Es un sentido homenaje de la Secretaria de Salud de la Cdmx, al personal de salud, imágenes donde quedaron plasmadas, las acciones realizadas por el sector médico durante esta emergencia sanitaria, muestra fotográfica que estará expuesta hasta el 28 de febrero.

La muestra está integrada por 58 imágenes en gran formato que se tomaron en hospitales ubicados en zonas urbanas del país: Ciudad de México, Tijuana (Baja California) y Atizapán de Zaragoza, Nezahualcóyotl y Metepec (del Estado de México). Las fotos fueron capturadas por Omar Martínez, Mario Jasso, Pedro Anza, Graciela López, Moisés Pablo, Rogelio Morales y Galo Cañas, de la Agencia Cuartoscuro, así como por los fotógrafos María Paula Martínez Jáuregui, Ariel Silva y Santiago Arau, quienes donaron su trabajo.

“Es un homenaje a los trabajadores de la salud, pero no sólo a doctores y enfermeras, sino también al personal administrativo, de limpieza, lavandería y todos los que se han subido al mismo barco para enfrentar este virus. Es importantísimo que la gente vea lo que realmente pasa adentro y no se lo imaginen, para que tengan consciencia de que muchas personas se están arriesgando para salvar vidas”, compartió en entrevista la fotógrafa María Paula Martínez Jáuregui, cocuradora de la muestra junto con José Manuel Rodríguez, subdirector Técnico de Galerías Abiertas de esta dependencia.

La colaboradora de Fotógrafos Sin Fronteras, quien ha retratado problemáticas sociales alrededor del mundo, capturó la realidad vivida en al menos 10 hospitales de México durante los primeros cinco meses de la pandemia. “Una gran cantidad del personal tuvo que irse porque eran parte de los grupos vulnerables, así que muchos tuvieron que empezar a hacer el trabajo de otros, no sólo por el mismo sueldo sino por más horas de trabajo. Recuerdo su agotamiento y esfuerzo, que para mí fue lo más impresionante”, relató la fotógrafa, cuyo material visual y entrevistas al personal darán vida a su primer libro, a publicarse a inicios de 2021.

Las imágenes de Heroínas y héroes de la COVID-19 muestran la lealtad al juramento hipocrático de los profesionales de la salud, por lo que se pueden observar imágenes de áreas de tratamiento COVID-19, paramédicos a punto de entrar a la casa de un enfermo, la realización de pruebas de hipofaringe a personas con síntomas; jornadas en pabellones especiales, así como la trasportación en ambulancia y el personal de radiología capturando tomografías de tórax, las cuales ayudan a saber el estado y evolución de la infección en los pulmones.

“Muchos me dieron las gracias por fijarme en su trabajo, me decían: ‘¡Es que nunca nadie se fija en los de rayos X!’ Todos fueron muy accesibles, en estos cinco meses, no hubo nunca nadie que me haya dicho: ‘¡A mí no me tomes foto!’”, recordó Martínez Jáuregui.

En esta exhibición también se observan retratos del personal médico y las marcas que deja el equipo de seguridad en sus rostros, así como imágenes de todas las medidas de protección que toma todo el personal para entrar a áreas COVID-19, mismas que tuvo que seguir la fotógrafa. “Me dieron un curso sobre cómo vestirme y desvestirme. Yo me ponía los goggles, la careta y guantes, te cubres toda; y metía la cámara adentro de una bolsa de plástico y le ponía como una cinta que apretaba el lente y éste era lo único que quedaba afuera”, reveló.

Explicó que la dificultad de ver bien a través de la cámara y de los goggles, y la difícil manipulación del equipo a causa de los guantes, volvió este trabajo todo un reto. “Mi cámara pesa bastante; le quitaba la correa para que no se contaminara, pero había momentos en que sentía que se me iban a caer de los brazos porque debía cargarla todo el tiempo, no la podía apoyar”.

La muestra exhibe retratos del personal médico con y sin el equipo de protección para mostrar el rostro de estos héroes anónimos, así como imágenes del trabajo de limpieza y lavandería, labores administrativas y despedida de médicos a compañeros que lamentablemente fallecieron.

“Los hospitales COVID-19 como el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición o el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) tuvieron que adaptarse. Fue impresionante porque el INER puso un hospital de campo con cinco carpas de la Cruz Roja en el estacionamiento para poder expandir su capacidad de recibir pacientes, mientras en los hospitales híbridos tuvieron que hacer transformaciones”, comunicó la fotógrafa.

Por la relevancia del espacio de exhibición en Rejas del Bosque de Chapultepec, el cual consideró como uno de los sitios más importantes de la Ciudad de México, María Paula Martínez Jáuregui resaltó que esta muestra colectiva debe ser también un agradecimiento a quienes han permanecido en casa y un llamado de atención a la consciencia para estas fechas navideñas.

“Hay que agradecer también a los que se han quedado en casa, y ahora que vienen estas fiestas decembrinas, hacer consciente a la gente de cuidarse para estar en solidaridad con quienes arriesgan su vida”, reiteró la artista en el marco del contexto actual de la Ciudad de México que se encuentra en alerta epidemiológica.

Similar Posts