Inicio / Ciencia / Un antibiótico con súper poderes

Un antibiótico con súper poderes

Una de las estrategias para combatir el creciente problema de las resistencias a los antibióticos pasa por intentar modificar los fármacos existentes para reforzar su capacidad y hacerlos más potentes frente a los patógenos.

No es una tarea fácil, pero un equipo de investigadores estadounidenses ha conseguido dotar de estos superpoderes a la vancomicina, uno de los antibióticos que se emplean en la práctica clínica y para el que las bacterias ya han desarrollado resistencias.

Los científicos, del Instituto de Investigación The Scripps en La Jolla (California, EEUU), han conseguido modificar la estructura del fármaco, creando una versión más fuerte y que dificulta las resistencias bacterianas.

Según explican los investigadores en las páginas de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los glucopéptidos, la familia de antibióticos a la que pertenece la vancomicina, eran un buen punto de partida para intentar desarrollar versiones mejoradas de las armas antibacterianas, ya que su mecanismo de acción evita, por sí mismo, el desarrollo de muchos de los mecanismos de resistencia que utilizan las bacterias.

La vancomicina, que se descubrió en 1956 y fue introducida en la práctica clínica en 1958, actúa principalmente rompiendo la pared celular de las bacterias, lo que las inactiva. Las resistencias a su acción tardaron muchas décadas en aparecer (se observaron por primera vez en 1987 en enterococos) y no son frecuentes, por lo que estas terapias a menudo se reservan para su uso en segunda línea, cuando un primer abordaje ha fallado, si bien es cierto que en los últimos años se han detectado nuevos patógenos, como S. aureus mutantes, que han conseguido escapar a su capacidad antibiótica.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017

A %d blogueros les gusta esto: