jueves, mayo 6, 2021

Tras egresar del CEFERESO de Almoloya, retienen federales a “El Güero” Palma

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Detenido en junio de 1995 por personal de la Secretaria de la Defensa Nacional y la extinta Policía Judicial Federal en Jalisco, luego de que se “viniera a pique” el avión que le transportaba a Guadalajara, Luis Héctor Palma Salazar, “El Güero” Palma, fue retenido por agentes de la Policía Federal Ministerial al “salir libre” del Centro Federal de Readaptación Social Número Uno, en Almoloya  de Juárez, estado de México, para ser trasladado a instalaciones de la Subprocuraduría Especializa en Investigación de Delincuencia Organizada, donde fiscales determinan si el inculpado cuenta con algún proceso penal pendiente, ya que de lo contrario tendrá que ser dejado en libertad por determinación jurisdiccional.

Durante la madrugada de este martes, por lo menos 200 efectivos de la Guardia Nacional y elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República se constituyeron en el penal federal mexiquense en espera de que Palma Salazar, uno de los hombres más allegados a Joaquín “El Chapo” Guzmán, abandonara el mismo por determinación del juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal, donde se le absolvió del delito de delincuencia organizada relacionada con el narcotráfico. “De hecho estuvo libre unos cuantos segundos, ya que los agentes policiales y militares procedieron a su aseguramiento para llevarlo a la Ciudad de México”.

Se expuso que el objetivo de las autoridades ministeriales de la Federación es determinar si Palma Salazar, quien fue extraditado a Estados Unidos, donde se le condenó a 16 años de prisión, pero dejado en libertad años más tarde presuntamente por buena conducta y deportado a México, tiene aún pendiente cargos en su contra y en caso afirmativo volver a ser encarcelado, ya que de lo contrario se le tendrá que dejar en libertad, ya que en la Unión Americana, al menos hasta el momento, no se tiene conocimiento de nueva solicitud de detención provisiona con fines de extradición.

Fuentes allegadas al caso refieren que no es posible que en más de dos décadas la extinta Procuraduría General de la República y ahora la Fiscalía General de la República no sepan si Palma Salazar, a quien el crimen organizado le asesinó a su esposa y dos hijos, éstos últimos en Venezuela, tenga pendiente alguna orden de aprehensión o juicio penal pendiente. Los fiscales federales deben proceder confirme a derecho y acatar la resolución del órgano jurisdiccional que exoneró de delincuencia organizada al imputado, quien ha pasado 25 años de su existencia en prisiones de México y Estados Unidos, país en el que fue juzgado, sentenciado y dejad libertad una vez que se cumplieron los lineamientos jurídicos correspondientes.

 

 

Similar Posts