Ante la crisis económica que ha generado la epidemia de coronavirus en México por el cierre de diversos trabajos no esenciales en la Ciudad de México, ferieros se han visto en la necesidad de cambiar su mercancía por comida.

«Soy feriero, por el Covid no laboro. ¡Apóyame!» dice uno de los carteles con los que trabajadores salen a pedir dinero o bien alimentos a cambio de los regalos que solían entregar en sus locales de la feria.

Araceli Montiel y su hijo de 12 años, ofrecen su mercancía como trueque por bolas de frijoles, arroz, lentejas y demás sobre avenida Gran Canal en la alcaldía Gustavo A. Madero para poder tener un poco de alimento.

«Hay gente que no tiene dinero, y les digo que no importa, con un ´gracias´ está bien, porque es bien difícil ponerte en un semáforo a pedir. Una cosa es generar o vender, pero el pedir es pesado», aseguró la mujer.

Por otro lado, indicó que estas acciones no solo le ayudan a los ferieros que se quedaron sin trabajo por el cierre de iglesias (principal lugar donde se colocaban), sino que también beneficia a quienes fabrican las alcancías y de más en San Matías Tlalancaleca, Puebla.