lunes, mayo 17, 2021

Toma gobierno de la CDMX control de cobro de agua, sin aumento de tarifas

La mandataria capitalina aseguró que no se aumentarán las tarifas por el suministro y el usuario no resentirá el cambio

A partir del mes de junio de este año, el Gobierno de la Ciudad de México controlará en su totalidad el cobro de agua que estaba concesionado a 4 empresas desde el 2004.

La transición costará más de 300 millones de pesos este año; sin embargo, el gobierno pagó a las concesionarias en 2019 más de 875 millones y más de 769 millones en 2020. Este año todavía les tiene que dar 350 mdp por sus servicios.

Los contratos de las 4 empresas terminan el próximo 31 de mayo de 2021.

“El sistema comercial (del agua de la Ciudad de México) va a ser operado dentro de algunos meses en conjunto entre el Sistema de Aguas y la Tesorería de la CDMX”, explicó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) hará las conexiones de agua potable y drenaje (modificación de diámetro, cambio de lugar de la toma, reconstrucción), así como la ejecución de las actividades de medidores (instalación, rehabilitación y sustitución), inspecciones, restricciones y suspensiones; además de la toma de lecturas (Parque medidores actual 1,454,026); y mantenimiento al padrón y facturación (Sicomce); la operación de las Oficinas de Atención al Público (Atención al usuario y trámites); y la atención a denuncias y detección de tomas clandestinas.

En tanto, la Tesorería se encargará de acciones de cobranza (cartas invitación, requerimientos, determinantes de crédito, PAE, órdenes de restricción y suspensión); fiscalización; impresión y distribución de boletas; y también actividades de recaudación y cobro en las Oficinas de Atención al Público.

“Es decir, tomaremos todas las actividades que tienen en este momento las concesionarias”, añadió Rafael Carmona Paredes, coordinador general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Este año, en total se gastarán en total más de 679 millones de pesos, pero ya en 2022 este costo bajará a 388 millones de pesos.

Se anunció que ya habrá boletas digitales para el pago del agua.

“Tomamos la decisión de ya no renovar estos contratos de concesión y que este cobro, o el sistema comercial del Sistema de Aguas pase al gobierno de la Ciudad. Esto va a representar para el año 2022 un ahorro de prácticamente la mitad de lo que se viene pagando a las empresas“, indicó Sheinbaum.

La mandataria capitalina aseguró que no se aumentarán las tarifas y dejó abierta la posibilidad de que subcontraten a los trabajadores de las mismas empresas para que sigan realizando su labor.

“El usuario no va a sentir este cambio, es un cambio administrativo, va a seguir recibiendo el servicio, sus boletos, la atención en oficinas, no van a resentir ningún cambio”.

Similar Posts