Inicio / Nacional / Suspenden clases tras enfrentamiento por huachicol en Acajete, Puebla

Suspenden clases tras enfrentamiento por huachicol en Acajete, Puebla

La Secretaría de Educación de Puebla suspende clases en San Antonio Tlacamilco y Apango, pertenecientes al municipio de Acajete, tras enfrentamiento por huachicol.

La Secretaría de Educación de Puebla informa que en las comunidades de San Antonio Tlacamilco y Apango, pertenecientes al municipio de Acajete, se suspenden clases este martes 10 de septiembre, tras el enfrentamiento registrado entre militares y civiles, que reclamaban la liberación de una bodega, donde presuntamente se encontraron vehículos robados y huachicol.

Las escuelas consideradas dentro de esta suspensión son:

  • Secundaria Técnica 14. Juan Carlos Silvestre González
  • Instituto Rosaura Cano
  • Escuela Pitzincalli
  • Escuela Madame Curie
  • Escuela Gregorio U Reyes Ortega
  • Centro Educativo Nicolás Bravo
  • Telesecundaria Pablo Galeana

En un comunicado, se informa que también se suspenden actividades en oficinas de la Supervisión de zona y la CORDE estará pendiente de cualquier información.

La Secretaría de Educación, con apoyo de los padres de familia y maestros, reitera su compromiso de resguardar la seguridad de los menores y docentes”.

El lunes por la tarde ocurrió un enfrentamiento entre presuntos huachicoleros y elementos del Ejército Mexicano en el municipio de Acajete, en el corazón del Triángulo Rojo de Puebla.

La agresión ocurrió después de que el domingo el personal militar ubicó una bodega en donde se almacenaban presuntamente vehículos robados, huachicol y mercancía producto de asaltos en las inmediaciones de la avenida Reforma y 2 Norte, de la junta auxiliar de Apango.

Este lunes según la Secretaria de Seguridad Pública de Puebla, pobladores y personas presuntamente vinculadas con actividades criminales, llegaron hasta el lugar donde se encuentra la bodega y comenzaron agredir verbalmente a los militares.

Armados con piedras, palos y tubos rodearon a los militares e intentaron recuperar la bodega. Primero hubo empujones, jaloneos y algunos golpes, después hubo disparos de armas de fuego.

En un comunicado, la Secretaria de Seguridad Publica de Puebla, informó que en ningún momento los militares respondieron la agresión para evitar un daño a los pobladores.

La agresión movilizó a decenas de elementos de diferentes corporaciones, incluso hubo sobrevuelo de aeronaves para apoyar al personal de Sedena y dispersar a la población.