miércoles, diciembre 8, 2021

Suman 18 muertos en 2020, imparable violencia contra defensores de derechos ambientales 

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Con los estados de Chiapas, Campeche, México, Chihuahua y la Ciudad de México a la cabeza, los ataques contra defensores de los derechos humanos ambientales no han podido ser frenados por autoridades de los tres niveles de gobierno, como lo acredita el hecho de que sólo en el año pasado se registraron 18 asesinatos de activistas y luchadores, hechos que deben ser erradicados de manera urgente.

De acuerdo a Centro Mexicano de Derechos Ambientales (CEMDA), desde hace casi una década de registro, documentación y visibilización de las agresiones perpetradas contra las defensoras y los defensores ambientales se confirmó que la violencia estructural, sistemática y generalizada que se vive en México continúa impactando los derechos humanos de quienes defienden el medio ambiente, la tierra y el territorio.

“En el año 2020 se mantuvo la tendencia de creciente violencia que desde hace décadas han vivido las personas defensoras de los derechos humanos ambientales en México. A la situación prevaleciente se sumaron diversas complicaciones vinculadas con la pandemia ocasionada por el virus SARS CoV-2 y las determinaciones gubernamentales adoptadas. El el actual gobierno federal no ha logrado disminuir las cifras de agresiones e incluso, el número de éstas se elevó en comparación con el año anterior. Durante 2020 se contabilizaron 90 agresiones perpetradas en 65 ataques distintos. La agresión más recurrente fue el homicidio, con 18 personas defensoras ambientales asesinadas.”.

Al presentar el Informe sobre la situación de las personas defensoras de los derechos humanos ambientales en México, edición 2020, el Centro Mexicano det6alló que del uno de enero de 2012 al 31 de diciembre de 2018, se identificaron 460 agresiones a personas defensoras de los derechos de la tierra, el territorio y el medio ambiente. El 2019 fue el año con la cifra más baja de los últimos seis, con 39 agresiones registradas, [2] sin embargo, de ese número, casi un tercio fueron homicidios.

Respecto del tipo de víctima, los ataques perpetrados se realizaron tanto hacia personas en lo individual, contra dos o más personas, contra comunidades, así como contra organizaciones de la sociedad civil que ejercen la defensa ambiental, de la tierra o el territorio. Referente a los ataques en contra de personas en lo individual, 19 fueron contra hombres (15 de ellos asesinatos) y 11 contra mujeres (3 asesinatos). Por otro lado, se registraron 16 ataques (24.6%) contra comunidades y 12 ataques (18.5%) contra organizaciones de la sociedad civil.

Por lo que hace a los sectores generadores de las agresiones, los dos principales son el forestal y el de vías de comunicación con 24.6% del total, cada uno. En el primer caso, la mayoría se relaciona con tala clandestina. En el rubro de obras relacionadas con vías de comunicación, se registraron 8 ataques vinculados con el proyecto del Tren Maya; 3 relacionadas con el proyecto de la carretera en San Francisco Xochicuautla, Estado de México; 3 con el caso de la construcción del Puente Vehicular Xochimilco, en Ciudad de México y 3 más con construcciones de carreteras en diferentes estados. En menor porcentaje, se cometieron agresiones en el sector de la minería, la industria eléctrica y el turismo, entre otros.

“Referente al tipo de agresión, por segundo año consecutivo desde el inicio de la presente administración federal, la agresión más frecuente ha sido el homicidio. En 2019 se documentaron 15 asesinatos y en 2020 esta cifra llegó a 18. Cabe señalar que en diversos casos se identificó que, previo a su homicidio, las personas defensoras habían sido víctimas de otras agresiones como amenazas e inclusive desaparición. La segunda agresión, con un total de 16 casos (17.8%), corresponde a las amenazas. Otras agresiones documentadas incluyen la intimidación, la criminalización, el hostigamiento, las agresiones físicas, la desaparición, el uso indebido de la fuerza por parte de las autoridades, el robo, el desalojo forzoso, el secuestro, el allanamiento, la difamación y la estigmatización”.

 

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: