Inicio / Deportes / Simona Halep cae en primera ronda del Abierto de EE.UU.

Simona Halep cae en primera ronda del Abierto de EE.UU.

Este lunes, la estonia Kaia Kanepi dio la sorpresa del Abierto de Estados Unidos 2018, al dejar en el camino en primera ronda a la rumana Simona Halep, número uno de la WTA y máxima favorita a hacerse con el título.

 

 

Kanepi, 44ª del ranking, pasó totalmente por encima de su contrincante, que venía de ganar en Roland Garros su primer Grand Slam y de coronarse también en Montreal hace unas semanas, al superarla en sets corridos de 6-2, 6-4 en apenas una hora y cuarto de juego.

“Hoy pensaba que ya había batido una vez a una número uno y que podía ser la segunda vez”, dijo emocionada la vencedora al final de la contienda..

Y es que esa mayor mayor potencia de la estonia desquició a Halep desde los primeros compases. Kanepi, cuartofinalista la temporada pasada, no tuvo piedad y le rompió el servicio en el tercer juego para ponerse 2-1. Defendió a continuación su saque y cerró el primer set en 28 minutos con un contundente 6-2.

 

 

La estonia había firmado 13 “winners”, por solo seis de Halep, y había capitalizado los dos puntos de “break” con los que había contado para finiquitar la primera manga con absoluta autoridad.

Halep, cabizbaja, se retiraba a su esquina como si un huracán hubiera pasado por encima de Flushing Meadows.

Ni su récord de 46-8 esta temporada, ni su balance de 28-4 en pista dura, ni la diferencia en la clasificación eran motivos de consuelo o tranquilidad.

Quedaba aún mucho partido por delante. En Doha, en 2014, la rumana ya había tenido que sobreponerse para derrotar a Kanepi en la única vez en la que se habían medido con un agónico triunfo 6-4, 3-6, 7-6 (7/5).

Mentalmente superada, sobrevolaban los fantasmas de la temporada pasada, cuando ya cayó en primera ronda, en esa ocasión ante la rusa Maria Sharapova.

 

 

El público vitoreó a Halep, intentando despertarla de su letargo, pero no lo consiguió.

Kanepi le quebró el saque y ganó también los dos siguientes para sellar un 3-0 de inicio que parecía definitivo. Aunque las campeonas nunca bajan los brazos. Halep se rehizo, logró su primer “break” y se acercó con un momentáneo 3-2 que hacía presagiar que aún iban a vivirse muchas emociones en el nuevo Louis Armstrong Stadium.

La rumana batalló, logró incluso ponerse 4-4 y 40-15 a favor pero era el día de la estonia. Kanepi siguió golpeando mucho más profundo que su rival, llevó el juego al “deuce” y ahí lo ganó con una dejada magistral.

Halep se echaba la toalla sobre la cara, sin querer mirar, conocedora de la gravedad de la situación.

Con su saque, la estonia no quiso otro atisbo de rebelión y sentenció la contienda en cuanto pudo.

 

 

 

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018