Inicio / Nacional / Sedema responde a cuestionamientos por trabajos en tercera sección de Chapultepec

Sedema responde a cuestionamientos por trabajos en tercera sección de Chapultepec

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, a través de la Dirección de Gestión del Bosque de Chapultepec, informa que como parte de los trabajos de restauración ambiental que se están desarrollando en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, se interviene la zona biocultural Claussell a través de la técnica forestal conocida como islas (o nidos) de fertilidad.

El Bosque de Chapultepec cuenta con 686 hectáreas, de ellas 244 forman la tercera sección. En 2020 se restaurarán 40 hectáreas, 14 de las cuales serán intervenidas con islas de fertilidad, 6.5 en Clausell y 7.5 en la subzona biocultural sur por los antiguos talleres. En las 26 hectáreas restantes se utilizarán técnicas de forestación selectivas colocando árboles nuevos en sitios de pendientes suaves a media.

Martin Aguilar Cervantes, subdirector Técnico del Bosque de Chapultepec, precisa que la intervención que se lleva a cabo en las islas de fertilidad ubicadas, en la calle Joaquín Clausell y en la avenida Zaragoza, se trata de la técnica de agroforestería, la cual consiste en un proceso de restauración de la estructura del bosque. El retiro de arbolado muerto en pie es una de las prácticas regulares del mantenimiento del Bosque de Chapultepec, así como el astillado del material seco y su incorporación para el mejoramiento del suelo.

«Estamos recuperando la estructura del bosque, reintegrando sólo los árboles muertos, no se está retirando ningún árbol vivo que esté en buenas condiciones, sólo estamos seleccionando los árboles que están completamente muertos, y esta loma es la más afectada donde la mayoría de árboles murieron, incluso hay arbustos que denotan su edad sobresaliendo por su tamaño y otros árboles de especies propias del sitio que se conservaron y que se complementarán con los árboles nuevos que se van a colocar muy pronto», agrega.

El biólogo de Sedema explica que la zona intervenida actualmente es la más alta y seca de la tercera sección del Bosque de Chapultepec, y que por sus condiciones de temperatura y humedad han hecho que los eucaliptos, no propios de México y que son plantas exóticas, no hayan progresado de manera adecuada.

Lo anterior, ha provocado la muerte del arbolado, de ahí la importancia de utilizar esta técnica en la cual se utilizan los elementos de materia orgánica que están en el sitio para no trasladarlos a otro lado.

“Ahí lo que ocurre es que se aceleran los procesos naturales de reintegración de la materia muerta al sistema biológico y, a la vez, se evitan riesgos ante la caída de estos árboles que pueda afectar a visitantes”, resalta.

Explica que “en las islas de fertilidad al utilizar troncos, esos pedazos de madera, lo que hacemos es acelerar su integración nuevamente al suelo ya que, si nosotros dejamos los árboles muertos en pie, además de significar un riesgo para los usuarios retardamos su integración al medio ambiente».

El biólogo asegura que este proceso está sustentado en investigaciones y la selección de especies va acompañada del apoyo de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Lo que se lleva a cabo en estas islas de fertilidad es sumar toda esa materia orgánica en estos puntos y concentrarla en ese mismo sitio para acelerar el proceso de composición natural y darle una ventaja a la naturaleza para que estos espacios sean colonizados por otros organismos invertebrados, como los insectos”, precisa.

Recuerda que el uso de la materia orgánica para mejorar los suelos se puede ver en ejemplos como las chinampas, pues lo que cambia es el nombre: “Se le ha llamado agricultura orgánica y, en este caso técnicas de agroforestería, un término más moderno (…) Estamos generando un bosque para los 50 años que vienen, considerando el cambio climático e incluso ya se ven los primeros resultados de la intervención con el resurgimiento de la flor nacional que es la Dalia y que no las veríamos si no interviniéramos así».

A %d blogueros les gusta esto: