jueves, octubre 21, 2021

Se incrementan muertes de Policías en México, por Covid-19

No hay cuidados ni prevención contra el contagio de CovId-19 para los uniformados, a nivel nacional se han incrementado las muertes por el virus y la lucha contra delincuencia.

Por Raúl Ruiz-Miguel Celaya/Reporteros.

En México se atenta en contra de los derechos humanos de los policías, aseguro de manera categórica, Iván Chávez Espejel, presidente de Ciudadanos Uniformados A. C., informo que a nivel nacional se han incrementado las muertes a causa del contagio de Cod-19, cifra equiparable de bajas de efectivos policiacos por el combate en contra de la delincuencia organizada. Agrego Chávez que los policías en el país, son menospreciados para ser vacunados, a pesar de encontrarse en la segunda línea de combate en contra del Covid-19, por el contacto permanente con la población,  peor aún es el hecho que los policías en riesgo son obligados por los mandos a trabajar, cuando son población vulnerable, por presentar alguna enfermedad como hipertensión, diabetes, dichos elementos deberían de estar en resguardo domicilio hasta al término de la Pandemia.

De acuerdo a información proporcionada, por elementos de la Policía de la Ciudad de México,  en poco más de 10 meses de Pandemia han fallecido más de 80 elementos de la Policía Auxiliar, 70 de la Policía Bancaría e Industrial, no se tiene cifra oficial de muertes en la Policía Preventiva corporación que cuenta con 80 mil elementos, sin contar a los fallecidos de la Policía de Investigación, adscritos a la Fiscalía General de Justicia de la Cdmx.

Por otra parte se dijo que los estados con más fallecidos por Covid-19, se encuentran Morelos, Jalisco Estado de México y Ciudad de México, Oaxaca entre otros. En el Estado de México, no se les ha practicado la prueba a los uniformados, en días pasados murieron dos elementos y a pesar de ello no se les ha realizado la prueba a sus familiares. Otro ejemplo palpable del abandono en que se encuentran los policías del país, fue en el estado de Oaxaca donde corrieron a una líder, tan solo por levantar la voz, para reprochar “No se puede permitir que sigan muriendo más policías, por Covid-19”.

En la Ciudad de México, lejos de apoyar y proteger a los elementos, los mandos les inician  procedimientos por tonterías y los hostigan, o los cambian de comisiones  sin ningún fundamento, un caso relevante es que por ordenes directas del Director de la Policía Bancaría e Industrial (PBI), José Arturo Blanco Hernández y de su secretario particular, Segundo Oficial, José Alfredo de la Cruz García, 0quitan a oficiales del grupo  de comando y lo pasan al metro con mucho menos de gratificación  y en plaza irregular, lo que representa una afectación total contra los elementos. Entre los afectados se encuentra el Primer Oficial de la PBI, Eustorgio Hernández Sagaon, con número de placa  29227, mismo que se encontraba adscrito al “O”, como Delta, jefe de estructura y pagando su plaza irregular, a pesar de ser primer oficial, cubre una plaza de policía segundo.  En ese tenor el primer oficial por diferentes medios, ha intentado hablar con el director para mediar la problemática, y como única respuesta le dijeron que no es posible  atender  ese tipo de situaciones   ya que se le da la atención  a cualquier compañero con la esfera Jurídica. Cabe señalar que muchos oficiales se encuentran con el mismo problema en plaza irregular, porque hay orden de la secretaria  de que no se cubran plazas irregulares ya que existiría una afectación, asía el personal.

Del mismo modo de informo que a pesar de la baja de movilidad por la pandemia porque hay menos gente en las calles, continúan los delitos de alto impacto siguen constantes, es un hecho que disminuido el robo a transporte, a automovilista a transeúnte porque hay menos gente en las calles. Otro caso significativo el personal de salud, que no les han cumplido con la vacuna. Los pases de lista aún son presenciales se siguen haciendo, las patrullas no son periódicamente sanitizadas, formados sin sana distancia, ante dicha situación en algunos estados, han tenido que recurrir al amparo, para que los uniformados sean enviados a sus casas, por ser personal vulnerable.

En Jalisco se les realizo la prueba a 300 elementos de los cuales, ocho resultaron positivos, y no lo sabían por lo que se encontraban trabajando de manera normal. Nadie les orienta a los uniformados, se reúnen seis ocho elementos y algunos sin cubrebocas, y se mantienen todo el servicio uno de los otros. En conclusión los policías en el país, están totalmente abandonados, y son obligados a continuar laborando, bajo la incertidumbre jurídica, ya que no se pueden sindicalizar, faltan tres días a laborar y son dados de baja, si inician juicio  y ganan, simplemente no tienen derecho a ser reinstalados, un flagrante atentado a sus derechos humanos.

 

 

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: