domingo, febrero 28, 2021

Se hace justicia, determina la CNDH reparar daños a médico chiapaneco

Por ROBETO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Detenido por policías estatales a fines de julio pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ordenó a la Fiscalía General de Justicia de Chiapas, reparar los daños ocasionados al doctor Gerardo Vicente Grajales Yuca, acusado por la hija de un exdiputado local y expresidente municipal de haberle pedido equipo y medicamentos para la atención médica del legislador, quien se había contagiado del Coronavirus. El galeno fue encarcelado por varios días y arraigado en su domicilio, pero sujeto a proceso por abuso de autoridad, ilícito que jamás cometió.

De acuerdo a doctores, médicos, enfermeras y otros trabajadores del sector salud en Chiapas, el ordenamiento hecho por la CNDH no “cura” todos los “males” que las autoridades ministeriales, policías y la familia del exlegislador Miguel Arturo Ramírez López, ocasionaron a Grajales Yuca, quien habría pedido a los familiares de éste apoyaran con medicamentos y equipo para atender al paciente, ya que en el hospital de especialidades del Instituto de Seguro Social de los Trabajadores del estado de Chiapas, no se contaba con esos recursos, versión que fue apoyada y acreditada por sus compañeros.

No obstante lo expuesto por los trabajadores del Sector Salud, la hija del exdiputado procedió legalmente contra Grajales Yuca, quien fue detenido por la policía, acción que ocasionó múltiples manifestaciones de protesta en toda la entidad, por lo que las autoridades se vieron obligadas a egresar del penal al doctor y decretarle prisión domiciliaria mientras durara el proceso. “Lejos de agradecer al doctor las atenciones que recibió el exdiputado –quien finalmente falleció, ya que su estado de salud era crítico, la hija de éste lo acusó de abuso de autoridad por pedirle que llevara los materiales necesarios para atender a su padre, solicitud que se hizo para ayudar al enfermo, pero jamás con fines lucrativos, como pretendieron hacerlo aparece los familiares del exlegislador”, quien también fungió como presidente municipal de Ixhuatán.

Sobre el particular, la Fiscalía General de Justicia chiapaneca acusó de recibido la recomendación de la Comisión Nacional y ordenó la reparación integral de daños a Grajales Yuca, quien fue expuesto al linchamiento mediático al ser señalado a acusado de negligencia y abuso de autoridad, ilícitos que se acreditó no cometió en ningún momento. El objetivo del doctor era salvarle la existencia al diputado y al no tener los medios materiales para tal efecto tuvo que pedirlos a los familiares del paciente, quien lamentablemente falleció. Cabe destacar que desde julio pasado Grajales Yuca ha dejado de percibir salario, por lo que el mismo se le debe de cubrir lo antes posible.

 

 

 

 

Similar Posts