Luego de que diera inicio a la ´nueva normalidad´ en el país tras el brote de coronavirus en México, cientos de personas han salido a las calles del país en busca de obtener un trabajo que ayude a mitigar la crisis económica en sus familias tras el confinamiento obligatorio.

Ante esto, los trabajadores en espera de ser contratados en las obras de construcción que reanudaron actividades tras la cuarentena se aglomeran sin guardar la sana distancia que ayuda a evitar el contagio de Covid-19.

Algunas de esos casos se pudieron ver en las afueras del megaproyecto inmobiliario Origina Pedregal de la Ciudad de México, que consta de dos torres de 124 metros de alto en el cruce de Periférico Sur y la carretera Picacho-Ajusco.

Los trabajadores pese al riesgo que existe de ser contagiados de coronavirus, aseguraron que deben de arriesgarse a estar entre sus compañeros, pues por necesidad de obtener económicos, ponen en riesgo su vida.

«URGE TRABAJAR, PUES SI NO DE QUÉ VA UNO A VIVIR. TENEMOS GASTOS, PAGAMOS RENTA, TENEMOS OTROS GASTOS EN LA CASA, TENEMOS QUE BUSCARLE DE UNA MANERA O DE OTRA», ASEGURÓ FRANCISCO ORTEGA, UN TRABAJADOR DE OBRAS.

Por otro lado, diversos trabajadores de construcciones a lo largo de la capital del país, aseguran que las labores en las obras inician entre las 7:00 y las 8:00 horas de la mañana y no a las 10:00 como lo indicó el Gobierno de la Ciudad de México.