Inicio / Nacional / Santa Lucía: El lugar con más restos de mamuts hallados en el mundo; van más de 200

Santa Lucía: El lugar con más restos de mamuts hallados en el mundo; van más de 200

Personal del INAH realizan las labores de extracción, cuidado y rescate de los huesos encontrados en los terrenos del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

El terreno sobre el que se construye el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía se ha convertido a la fecha en la zona con más restos de mamuts hallados en el mundo, con más de 200 esqueletos. Estos animales se extinguieron hace 10 o 20 mil años.

Además de estos restos, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha hallado restos de 25 camellos, cinco caballos, bisontes y tigres dientes de sable. En el actual sitio en el que se han encontrado los restos se habría ubicado un lago, con suelo pantanoso, el cual habría atraído la atención de los animales que quedaron atrapados.

Los hallazgos también aportaron datos sobre la presencia de seres humanos en la zona ya que fueron encontradas herramientas que habrían fabricado con los huesos de mamut; estos utensilios se localizaron a 12 millas de trampas poco profundas construidas por pobladores de la zona.

Personal del INAH cuida los hallazgos

La zona se localiza en lo que habría sido un lago pantanoso. FOTO: Cuartoscuro
La zona se localiza en lo que habría sido un lago pantanoso. FOTO: Cuartoscuro

De acuerdo con el INAH, el grupo de investigadores de la dependencia se encuentra presente en cada excavación, la cual se realiza por un bulldozer con el objetivo de proteger cada descubrimiento.

Para el jefe de la mesa de rescate arqueológico y paleontológico del proyecto, José de Jesús Cantoral Herrera, las obras de construcción del aeropuerto no afectan las áreas cercanas al hallazgo, consideradas áreas de restricción.

Los restos de mamuts se encuentran en una zona de restricción. FOTO: Cuartoscuro
Los restos de mamuts se encuentran en una zona de restricción. FOTO: Cuartoscuro

Las zonas de restricción donde se llevan a cabo las exploraciones miden unos 225 metros cuadrados o hasta donde los arqueólogos indican el punto donde los hallazgos no se verán afectados, declaró Cantoral Herrera durante una entrevista a medios de comunicación.

El equipo de supervisión del INAH se complementa con 20 unidades paleontológicas de excavación activas, que cuentan además con diferentes contextos ya que los ejemplares encontrados tienen diversos grados de conservación.

A %d blogueros les gusta esto: