Inicio / Nacional / Salvemos vidas, el programa que evita el intento suicida en el metro

Salvemos vidas, el programa que evita el intento suicida en el metro

“Salvemos Vidas” inició en agosto del 2016 y a la fecha suma un total de 319 contenciones de suicidio al interior de la Red.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, el Sistema de Transporte Colectivo (STC), a través del programa “Salvemos Vidas”, ha logrado contener 105 intentos de suicidio al interior de estaciones de la Red, en lo que va del año.

De éstas, el 56 por ciento corresponde a hombres y 44 por ciento a mujeres, con un rango de edad promedio de entre los 20 y 29 años; 67 personas aceptaron recibir ayuda psicológica y ser canalizadas a instituciones de salud, las 38 restantes recibieron la atención inicial por parte de los elementos de Seguridad Industrial e Higiene o de la Gerencia de Salud, pero no aceptaron ser canalizados a otra institución especializada.

En tanto, La Línea 1 (Observatorio-Pantitlán) registra el mayor número de contenciones.

La Gerencia de Salud y Bienestar Social del STC está al frente del diseño y aplicación del programa “Salvemos Vidas”, a través de su área de Proyectos Especiales a cargo de la psicóloga Natalia Paola Canela Prado, quien de forma presencial o vía telefónica realiza la labor de contención y disuasión del posible suicidio.

El Metro lanzó boleto sobre la Prevención del Suicidio en el segundo aniversario del programa.

En este esquema multidisciplinario interno, el STC mantiene además una coordinación permanente con instancias como las Secretarías de Salud y de Seguridad Ciudadana, Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP), Consejo Ciudadano y el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones, así como el Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez.

La efectividad y buenos resultados de “Salvemos Vidas” también es posible gracias a cursos específicos para el personal, en Prevención del Suicidio, impartido en el Instituto de Capacitación y Desarrollo (Incade) del STC.

La capacitación incluye la sensibilización acerca del tema del suicido y su relación con los posibles detonantes, como son atención psiquiátrica vigente o suspendida, abuso de sustancias tóxicas, problemas sentimentales, conflictos económicos, problemas de pérdida de la salud y abandono de los familiares, entre otros, que son de los principales causas.