Inicio / Nacional / Roban identidad de adultos mayores para crear empresas fantasma ligadas a ‘Los Zetas’

Roban identidad de adultos mayores para crear empresas fantasma ligadas a ‘Los Zetas’

Las identidades de más de 10 adultos mayores fueron robadas y con sus datos fue creada una red de al menos 45 empresas fantasma que ha servido al narco, al gobierno peñista, al PRI-PVEM y al político panista Jorge Romero.

De acuerdo con investigaciones, la señora Irene estaba por cumplir 70 años de edad cuando se convirtió, sin saberlo, en una prolífica empresaria, pues en cosa de medio año fue registrada como dueña de al menos cinco empresas e integrante del consejo de otras dos.

En un solo día, el 1 de julio de 2013, supuestamente creó cuatro compañías ante el mismo notario público.

Otros vecinos de Irene, todos adultos mayores, también se volvieron de improviso empresarios. Cuauhtémoc, de 84 años, es accionista o comisario en nueve empresas; Martha, de 74, participa en siete compañías y Ubaldo, de 71 años, en otras tres.

Todos residen en viviendas de la calle Espátula, en el segundo sector de la colonia Valle Verde, una zona popular de Monterrey. Ninguno sabía que eran empresarios hasta que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) empezó a enviarles requerimientos por supuestos incumplimientos en el pago de impuestos.

Sus identidades, y las de al menos otros 10 adultos mayores de la misma zona, fueron robadas para crear una extensa red de al menos 45 empresas fantasma que es investigada por defraudación fiscal y lavado de dinero.

Tan sólo a seis empresas de esta red, el SAT determinó entre 2019 y 2020 adeudos fiscales superiores a los 107 millones de pesos. Una de las empresas en las que Irene aparece como accionista se llama Consultoría SOW SA de CV, la cual es señalada en Estados Unidos por operaciones sospechosas de posible lavado de 5 millones de dólares en cinco países.

Mientras que Desarrollo Comercial Lexir, otra empresa en la que la señora Irene fue puesta como dueña, fue utilizada para comprar tres residencias del líder de Los Zetas, Omar Treviño Morales, el Z42, quien en julio de 2019 fue sentenciado a 18 años de cárcel.

Empresas de esta red también simularon operaciones con gobiernos de distintos estados y con el PRI nacional, el PVEM y con la delegación Benito Juárez en la capital del país en tiempos de Jorge Romero como titular de esa demarcación.

El SAT ya ha incluido a 24 empresas de la red en la lista de simuladoras de operaciones, lo que en términos coloquiales se conoce como compañías “fantasma”, porque carecen de instalaciones, empleados e infraestructura.

El Departamento del Tesoro en Estados Unidos identificó que una de esas firmas participó en un esquema de presunto lavado de dinero internacional.

Consultoría SOW ha participado en un esquema de presunto lavado de dinero que involucra a empresas y personas de México, Reino Unido, Panamá, Estados Unidos y Argentina, de acuerdo con reportes bancarios confidenciales entregados a la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), una oficina del Departamento del Tesoro dedicada a rastrear crímenes financieros.

Los reportes de actividades sospechosas (SARs, por sus siglas en inglés) fueron compartidos por BuzzFeed como parte de un proyecto periodístico coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), del que forma parte Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Uno de los reportes, fechado el 20 de septiembre de 2016, menciona que Consultoría SOW realizó 172 transferencias sospechosas del 11 de marzo al 15 de septiembre de 2014, por 5 millones 16 mil dólares, equivalentes a más de 66 millones de pesos al tipo de cambio promedio de aquel año.

La mencionada empresa fue creada en Monterrey el 6 de febrero de 2013 ante el fedatario público José Alfonso Gómez Tamez, en cuyo despacho se establecieron al menos 21 firmas de la red fantasma; su hermana Eva Margarita, con quien comparte oficina, constituyó otras 9 compañías.

En el acta constitutiva de Consultoría SOW aparecen como dueñas dos vecinas de la colonia Valle Verde. La empresa fue creada para la administración de recursos humanos, servicios financieros y de negocios, sistemas contables, auditoría legal y fiscal, consultoría en el área de seguridad, gestión de marcas, invenciones y derechos de autor; gestión de préstamos y adquisición de acciones.

Pero en realidad la empresa simulaba operaciones, de acuerdo con una resolución publicada por el SAT el 2 de agosto de 2018.

Esas operaciones simuladas también fueron identificadas en Estados Unidos, en una revisión de transacciones bancarias. Un reporte de la sucursal en Nueva York del banco inglés Standard Chartered, enviada al FinCEN (equivalente a la UIF, la Unidad de Inteligencia Financiera de México), menciona que las transferencias de fondos que realizaba SOW no correspondían a su supuesta actividad de negocios.

El banco también sospechó porque la empresa dejaba en blanco las referencias de los envíos, lo cual impedía conocer el propósito de esos traspasos.

En el reporte de operaciones sospechosas, la institución detalla las siguientes transferencias realizadas por SOW: A Desarrollo Amaretto SA, una empresa “fachada” creada en un despacho de Panamá, le envió 1 millón 371 mil dólares en dos transacciones realizadas el 19 y el 26 de agosto de 2014, a una cuenta de MultiBank, para lo cual utilizó como banco corresponsal al JP Morgan Chase Bank. Amaretto había sido constituida el 14 de febrero de 2014 en el despacho De la Guardia, Neuman, Faraudo y Bermúdez, una firma de abogados especializada en crear empresas “de papel” o “de gaveta”, que sólo existen en las actas y que carecen de infraestructura y empleados.

A %d blogueros les gusta esto: