Inicio / Justicia / REYNOSA Y RIO BRAVO, CIUDADES DE MUERTE

REYNOSA Y RIO BRAVO, CIUDADES DE MUERTE

 

En una semana más de 50 muertos

 

En cifras “escalofriantes”, que acreditan y pintan de “cuerpo entero” la violencia desmedida que se registra en Tamaulipas, particularmente en Río Bravo y Reynosa, medio centenar de sicarios han perdido la existencia en cruentos enfrentamientos entre células enemigas del Cártel del Golfo y éstas en confrontaciones armadas con partidas militares y navales.

“Nos hemos vuelto rehenes del crimen, ello ante la ineficiencia y en ocasiones indiferencia de autoridades estatales y municipales, las que muchas ocasiones están al servicio o colaboran con la delincuencia organizada”, citan vecinos de esos municipios, los que han comenzado a migrar a sitios más seguros.

De acurdo a informes obtenidos en la ciudad de Reynosa, durante las últimas horas, como resultado de emboscadas a fuerzas del orden y confrontaciones entre los dos grupos de mafiosos que se disputan la supremacía en el Cártel del Golfo, no menos de una decena de personas han sido privadas de la existencia con armas largas, entre las que destacan las metralletas y rifles de asalto calibre 7.62 y AR-15, sin dejar de lado las granadas de fragmentación, las que “ha vuelto a surgir como artefactos de destrucción y muerte”.

En el periodo mencionado, el que alcanzó “momentos de pánico” el pasado sábado, domingo y lunes, los emisarios del mal robaron por lo menos un centenar de tráileres, camionetas y automóviles para bloquear las principales avenidas, accesos y egresos a los municipios de Río Bravo y Reynosa, consideradas ya como “las cunas de la muerte, crueldad y muerte”.

Prueba de ello fue el asesinato de un padre de familia que acompañaba a su pequeño hijo a la escuela. “Nadie está a salvo del salvajismo de los comandos de la muerte, los que actúan en los momentos menos pensados, en cualquier hora y en cualquier día”.

Sólo en Reynosa, del viernes a este martes, la Representación Social tomó conocimiento de 14 personas fallecidas a manos de los comandos de la muerte, los que iniciaron la “trágica jornada” en el estacionamiento de conocido centro comercial ubicado en el boulevard Hidalgo, el que se “extendió” a las colonias Villa Florida, Puerta del Sol, Cumbres, Moderno, Fuentes y San Antonio, donde las emboscadas –tanto a Fuerzas Federales como Estatales–  persecuciones y enfrentamientos armados no cesaron, con saldos tráficos, tanto en muertes como heridos, entre ellos dos militares y un efectivos policial estatal.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017

 

 

A %d blogueros les gusta esto: