martes, noviembre 30, 2021

Ramírez Bedolla pretende estabilizar Michoacán con “Borrón y Cuenta Nueva”

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla tiene como objetivo hacer frente a la crisis de las finanzas gubernamentales, por lo que anunció el plan de estabilización fiscal Borrón y Cuenta Nueva, que recaudará alrededor de 466 millones de pesos para dar una pequeña bocanada de oxígeno al Gobierno del Estado, que registra un déficit superior a los 14 millones de pesos.

En Michoacán existen unos 200 mil propietarios de vehículos que traen retrasos en sus pagos desde 2012 y unos 30 mil concesionarios del transporte público, además de que hay en los registros unos 120 mil vehículos que deben ser dados de baja, no han pagado hologramas o son dados de baja, así lo dio a conocer Ramírez Bedolla.

Estimó que de este número, un 60 por ciento, se acogería a la propuesta gubernamental y lo recaudado será destinado en para el pago de nómina de quienes trabajan en el gobierno, organismos descentralizados y otros poderes.

La propuesta será enviada en breve al Congreso del Estado y tendrá vigencia del 15 de noviembre al 17 de diciembre.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: