Inicio / Mundo / Quiere EU más trabajo migratorio por parte de México

Quiere EU más trabajo migratorio por parte de México

El Gobierno estadounidense insistió en que México debe “hacer más” para contener el flujo de indocumentados por su territorio y exigió, en concreto, expandir el alcance de un programa por el que los inmigrantes que piden asilo en Estados Unidos deben esperar en territorio mexicano a que se tramite su solicitud.

La advertencia llegó un día antes de que el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, reciba en la Casa Blanca a una delegación liderada por el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, para repasar los avances en el acuerdo migratorio bilateral alcanzado en junio, y que evitó la imposición de aranceles estadounidenses al país vecino.

“Necesitamos que México haga más. Necesitamos asegurarnos de que están manteniendo sus esfuerzos”, dijo en una conferencia de prensa el encargado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP), Mark Morgan.

El Jefe de la CBP confirmó que, en agosto, su agencia detuvo o consideró inadmisibles a 64 mil 006 indocumentados en la frontera sur de EU, lo que refleja un descenso del 56 por ciento desde el pico de 144 mil 255 alcanzado en mayo, como adelantó Ebrard el viernes pasado.

En total, las autoridades fronterizas detuvieron a 50 mil 693 personas frente a las 71 mil 982 de julio, señaló la CBP en su página web, que reveló que otros 13 mil 313 inmigrantes que se presentaron en los puertos de entrada de la frontera sur no fueron admitidos.

De la cifra de detenidos, 25 mil 057 conformaban una familia (que las autoridades definen como individuos acompañados de un menor, un progenitor o un tutor legal), 21 mil 907 como adultos solos y 3 mil 729 menores no acompañados.

Sin embargo, y a pesar de los “pasos significativos y sin precedentes de México” para reducir esa cifra, Morgan opinó que “tienen que hacer más”.

En concreto, aseguró que la Guardia Nacional mexicana debe “mantenerse en la tarea” de contener la entrada de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, que llegan a la frontera de Guatemala con México.

También exigió que las autoridades mexicanas “sigan trabajando” con las agencias de inteligencia estadounidenses y que “mantengan y expandan el Protocolo de Protección de los Migrantes” (PPM).

La política estadounidense de PPM, más conocida como “Permanezcan en México”, permite a Washington devolver al país vecino a aquellos indocumentados que llegan a la frontera y solicitan asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen allí a que se resuelvan sus casos en EU, un proceso que puede durar años.