sábado, septiembre 18, 2021

Por el accidente en la Línea 12, confirman demanda contra el GCDMX y STC-Metro

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Las desgarradoras palabras de Marisol Tapia, madre del menor Brandon Giovanny, quien muriera en el accidente del tres de mayo en la Línea 12 del STC-Metro, en el sentido de que “nada me va a devolver a mi hijo, pero que quede en la conciencia de las personas y ojalá que el karma se los cobre donde más les duela, así como a mí me arrebató a mi hijo”, siguen vigentes y cobran fuerza al confirmarse que demandará penalmente a las administraciones de Claudia Sheinbaum y Florencia Serranía por la tragedia que no sólo sufre la familia Hernández Tapia, cientos más, las que por negligencia y omisión de las autoridades perdieron a alguno de sus miembros o sufrieron lesiones.

“Nada me lo va a devolver, me lo mataron”, repite una y otra vez la atribulada mujer, quien acompañada por sus familiares trata de superar la tragedia, la que enlutó no sólo a la capital del país, sino a todo México, el que en “una sola voz” exige se haga justicia y sen llevados a juicio los responsables de las muertes de 26 viajeros y las lesiones física de casi 80 personas, además de las miles más que sufren trastornos mentales debido al lamentable accidente, que no incidente, como clama la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien será una de las demandas, al igual que Florencia Serranía, quien “sólo se desempeña como directora general” de este sistema de transporte.

De acuerdo a las manifestaciones de la progenitora de Brandon Giovanny, quien al fallecer contaba con 12 años y se dirigía a la Nopalera cuando sucedió la desgracia en la estación Olivos, la demanda a presentar en la Fiscalía General de Justicia será contra el Gobierno de la Ciudad de México, al mando de Claudia Sheinbaum, y el Sistema de Transporte Colectivo Metro, encabezado por Florencia Serranía, por los delitos de homicidio doloso, uso indebido del servicio público y omisión del servicio, para lo cual ha solicitado la ayuda de organismos internacionales defensores de los derechos humanos, ello para que se haga justicia plena en el caso y los responsables sean sancionados conforme lo establece la ley. No es un incidente, sino un accidente mortal, que se pudo evitar si las autoridades hubieran cumplido con sus obligaciones.

“Exijo justicia por la muerte de mi hijo, que ha venido a dañar mi vida y la de mis familiares”, ratifica la señora Tapia, quien vivió horas de terror antes de encontrar el cuerpo, ya sin vida, del pequeño Brandon, con quien celebraría el Día de las Madres, fecha a la que ya no “llegó” por  negligencia e irresponsabilidad de las autoridades citadinas, a las que “les interés más entregar dinero por indemnizaciones y reparación de daño, así como supuestas ayudas para gastos funerarios, que la seguridad de quienes tienen la necesidad de utilizar el Metro en general, pero la línea 12 en particular, la que es un desastre”.

 

 

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: