Inicio / Mundo / Pese a contingencia por Covid-19, cambio climático se encuentra a niveles récord y sigue en aumento: PNUMA

Pese a contingencia por Covid-19, cambio climático se encuentra a niveles récord y sigue en aumento: PNUMA

El cambio climático no se ha detenido por el Covid-19, las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera se encuentran en niveles récord y siguen en aumento, se espera que el mundo experimente sus cinco años más cálidos registrados y no se va en el camino de cumplir los objetivos para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados, indica el reporte Reporte Unidos en la ciencia del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente entre otras agencias de organizaciones científicas líderes.

Detalla que los impactos crecientes e irreversibles del cambio climático afectan los glaciares, los océanos, la naturaleza, las economías y las condiciones de vida de las personas. Esto se percibe a través de los peligros relacionados con el agua, la sequía o las inundaciones.

El informe coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con aportes del Global Carbon Project, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Met Office del Reino Unido.

El reporte indica que la acción de transformación ya no se puede posponer si se quieren cumplir los objetivos del Acuerdo de París, recuerda que el Informe sobre la Brecha de Emisiones de 2019 mostró que los recortes en las emisiones globales requeridos por año de 2020 a 2030 están cerca del 3 por ciento para un objetivo de 2 grados centígrados y más del 7 por ciento por año en promedio para el objetivo de 1,5 grados del Acuerdo de París.

Detalla que se espera que la temperatura global promedio para 2016-2020 sea la más cálida registrada, alrededor de 1,1 grados centígrados por encima de 1850-1900, un período de referencia para el cambio de temperatura desde la época preindustrial y 0,24 grados más cálida que la temperatura promedio mundial para 2011- 2015.

Agrega que entre 2016 y 2020, la extensión del hielo marino del Ártico ha estado por debajo de la media, entre 2016 y 2019 se registró la mayor pérdida de masa de glaciares que todos los demás últimos cinco años desde 1950. La tasa de aumento medio mundial del nivel del mar aumentó entre 2011-2015 y 2016-2020.

“Los principales impactos han sido causados por fenómenos meteorológicos y climáticos extremos. Se ha identificado una huella clara del cambio climático inducido por el hombre en muchos de estos eventos extremos”, señala.

Refiere que también se afectan los sistemas de sustento de la vida, desde la cima de las montañas hasta las profundidades de los océanos, lo que lleva a un aumento acelerado del nivel del mar, con efectos en cascada para los ecosistemas y la seguridad humana.

Las capas de hielo y los glaciares de todo el mundo han perdido masa, tan sólo entre 1979 y 2018, la extensión del hielo marino del Ártico ha disminuido durante todos los meses del año. El aumento de los incendios forestales y el deshielo abrupto del permafrost, así como los cambios en la hidrología del Ártico y las montañas, han alterado la frecuencia e intensidad de las alteraciones de los ecosistemas.

Señala que desde 1950 muchas especies marinas han experimentado cambios en el rango geográfico y las actividades estacionales en respuesta al calentamiento del océano, el cambio del hielo marino y la pérdida de oxígeno.

El nivel medio global del mar está aumentando, con una aceleración en las últimas décadas debido al aumento de las tasas de pérdida de hielo de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, así como a la continua pérdida de masa de glaciares y expansión térmica del océano.

Advierte que os impactos del cambio climático se sienten más a través de las condiciones hidrológicas cambiantes, incluidos los cambios en la dinámica de la nieve y el hielo. Para 2050, el número de personas en riesgo de inundaciones aumentará de su nivel actual de mil 200 millones a mil 600 millones. Desde principios hasta mediados de la década de 2010, mil 900 millones de personas, el 27 por ciento de la población mundial, vivían en áreas potencialmente con escasez de agua. En 2050, este número aumentará entre 2 mil 700 y 3 mil 200 millones de personas.

A %d blogueros les gusta esto: