lunes, septiembre 20, 2021

Penal de Chicoloapan, imperio de la extorsión, violación y castigos

Con la firme esperanza de que sus súplicas serán escuchadas, atendidas y resueltas por el gobernador Alfredo del Mazo Maza, Comisión de Derechos Humanos del estado de México y Comisión Nacional de Derechos Humanos, familiares de internos, custodios y empleados del penal de San Vicente Chicoloapan, denuncian las extorsiones, castigos, abusos sexuales de que son objeto éstos por parte de “influyente y deshumanizado individuo” identificado como “Sandoval” quien se desempeña como ayudante, colaborados e incluso chofer del penal, Bertín Arellano Gómez, quien “inexplicablemente se somete a las arbitrariedades del arbitrario funcionario”.

“Ya basta de arbitrariedades, extorsiones, abusos sexuales, amenazas, castigos y otras conductas lesivas a la dignidad, economía y bienestar de quienes tienen la desgracia de encontrarse privados de su libertad o bien laboran en ese penal, sucursal del infierno, la infamia y la ignominia, el que es utilizado por Sandoval para enriquecerse de manera escandalosa y satisfacer sus desenfrenados y enfermos impulsos sexuales y venganzas contra quienes se oponen a sus caprichos, abusos y excesos, los que son tolerados por la dirección, por lo que demandamos la intervención del gobernador y dependencias defensoras de los derechos humanos”, puntualizaron familiares de reos.

Casi en los mismos términos lo hacen parientes y los propios custodios y otros trabajadores del supuesto Centro de Readaptación Social mexiquense, a quienes Sandoval los tiene amenazados y no entregan las cuotas que les exige, entre ellas una “coperacha para la gasolina”. “Duele reconocerlo, pero en ocasiones tenemos que recurrir a los reos para que nos entreguen dinero y con ello cubrir las exigencias económicas de Sandoval, quien ha hecho de la cárcel una fuente inagotable de riqueza, pero a la vez una sucursal del mismísimo averno, donde a diario se violentan los derechos humanos de todos quienes por diversas causas se encuentran en el mismo, el que en estos momentos es una pocilga, donde los contagios están a la orden del día”.

No obstante el temor fundado de que Sandoval cobre venganza si llega a descubrir quienes le denuncian, los quejosos afirman que a diario el “hombre de todas las confianzas del director Arellano Gómez” obtiene “carretadas” de dinero por el cobro hasta de las cobijas con las que los reos se protegen del inclemente frío que se registra en el lugar. “Cobra hasta por respirar. A él no le importan la crisis de salud y económica que se registra en estos momentos, a él le interesa únicamente el poder, el dinero y satisfacer sus bajos instintos, ya que obliga a las internas a sostener relaciones carnales cuando quiera, donde quiera y si alguna de sus víctimas se niega a entregársele debe atenerse a las consecuencias”.

Refirieron que el influyente chofer exige a quienes ingresan comida para sus familiares presos de 500 a mil pesos, por el uso de gorras 500, por cobijas 500 pesos, por seguridad hasta mil pesos y la cifra se eleva hasta 10 mil pesos para que los presos no sean ingresados a celdas de castigo. “Cobra por todo, pero desconocemos a donde vaya a parar la fortuna que a diario recibe ese señor, quien es hombre de cuchillo y horca, al que hay que temerle por la influencia que ejerce sobre los funcionarios del penal, incluido el director, quien hace oídos sordos a las quejas de los internos, sus familiares e incluso de custodios y otros trabajadores del penal”.

De igual forma, los denunciantes expusieron que el abusivo individuo ingresa a los dormitorios de mujeres a la hora que “se le pega la gana” y “selecciona” a quien habrá de satisfacer sus bajos instintos sexuales, además de organizar fiestas al interior del penal, las que concluyen ya entrada la madrugada o bien cuando el chofer así lo determine. Los abusos sexuales no sólo son contra las internas, sino también en agravio de custodias y trabajadoras administrativas. Por lo que hace a los custodios, Sandoval les exige diversas cantidades de dinero para no ser despedidos o bien castigados por supuestas indisciplinas. Ya basta de atropellos”.

No pocos de los denunciantes destacaron que debido a los excesivos cobros que hace Sandoval han tenido que recurrir a prestaos para satisfacer las ilegales exigencias, por lo que “estamos endeudados hasta el tuétano”. “La mayoría de nosotros hemos agotado nuestros recursos económicos para evitar que nuestros reos y prisioneras sean perjudicados, para que no se les incomunique, para que no se les castigue o bien para que no se abuse sexualmente de ellas, por lo que demandamos la intervención del señor gobernador Alfredo del Mazo, de la presidencia de Derecho Humanos mexiquense y otras autoridades”.

Información en proceso…

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: