Las largas filas de mexicanos comprando productos en estos establecimientos dan cuenta del vigor de esta cadena de tiendas. Además el temor a los contagios de Covid-19 detonó las ventas a domicilio a través de servicios de entrega como Rappi.

Pese a ello, propietarios de estos comercios, que desplazaron a las tienditas de barrio, decidieron dejar de pagar la renta a muchos de los arrendadores que albergan estos negocios.

Aunque la cadena de tiendas del emporio Fomento Económico Mexicano (FEMSA), incrementó en 10.6% sus ventasmencionó uno de sus socios «Pues no vamos a pagar de mayo a agosto».

La empresa encabezada por José Antonio Fernández Carbajal, quien es muy cercano al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, quien a su vez trabajó en FEMSA por más de 45 años, decidió dejar de pagar las rentas.

En el primer trimestre del año, OXXO registró ingresos por 45 mil 620 millones de pesos con una utilidad neta de 9 mil 112 millones, 136.7% mayor que el año pasado.