Inicio / Nacional / Normalistas y desplazados piden audiencia con presidente López Obrador

Normalistas y desplazados piden audiencia con presidente López Obrador

Entre tendederos improvisados, tiendas de campaña, anafres, tinacos de agua y pancartas, se encuentran normalistas del estado de Chiapas y un grupo de desplazados de Guerrero, quienes se han instalado afuera del Palacio Nacional en la capital del país. Los inconformes, quienes llegaron desde hace 20 días, buscan una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero a la fecha no han recibido respuesta, cuenta Pedro Gómez, quien es vocero de la Escuela Normal Indígena Intercultural Bilingüe “Jacinto Canek”, ubicada en Zinacantán, Chiapas. Acompañados por sus madres, esposas y niños, los 120 normalistas llegaron a la Ciudad de México para protestar por la falta de clases, que no reciben desde hace seis meses. “El 27 de septiembre nos manifestamos en la capital del estado por la imposición que quieren hacer nuestros profesores por la malla curricular 2018, producto de la reforma educativa implementada por Enrique Peña Nieto en 2014 y que nosotros no aceptamos porque viene descontextualizada. “Además, el director de nuestra escuela hacia malos manejos de un recurso que era otorgado a la Normal cada año (…); exigíamos una auditoria sobre ese hecho, pero en ningún momento nos han atendido autoridades de la entidad”, narró Gómez. De acuerdo con el entrevistado, además de ser ignorados, el gobernador de la entidad supuestamente ha amenazado al grupo de normalistas con meterlo a la cárcel, sin embrago, los estudiantes temen más a que cierren su escuela, pues “somos la única normal que existe en Chiapas”. “Nos da miedo y duele que quieran cerrar la única escuela normal indígena, porque no solo afecta a los 350 compañeros que estudian hoy, sino que afecta directamente a la población indígena en Chiapas”, expresó el vocero de ese centro educativo. A un costado del plantón de los normalistas, se encuentra otro instalado por la Escuela Normal Rural Mactumactzá de Chiapas, que al igual de los normalistas de “Jacinto Canek”, emprende una lucha por la defensa de los derechos educativos en esa entidad. Los normalistas de Mactumactzá buscan la reapertura del sistema de internado, así como el cese al supuesto hostigamiento estudiantil y social en la entidad. Más adelante, hay un grupo más de desplazados de los municipios Leonardo Bravo y Zitlala, en Guerrero, quienes piden regresar a sus respectivas comunidades tras ser afectados por la violencia detonada por grupos armados. Josefina “N” recordó que desde hace aproximadamente dos semanas, viven en condiciones precarias afuera de Palacio Nacional, ante la llegada de grupos armados que dicen ser policías comunitarios, pero que el mismo gobierno de la entidad ha reconocido como brazos armados de carteles en disputa por controlar territorios. Ante la negativa del gobierno estatal, los desplazados llegaron a la capital para solicitar también una audiencia con autoridades del gobierno federal, pero a la fecha, no han tenido respuesta. Pedro Gómez, vocero de la normal de Chiapas “Jacinto Canek”, relató que todos los días ven entrar la presidente López Obrador en quien confían les dé repuesta, pues al entregarle los pueblos indígenas un Bastón de Mando, esperan que tome en cuenta la voz de su pueblo. “Queremos que nos escuche, porque sabemos que para hacer una Cuarta Transformación también debemos poner de nuestra parte, él no va lograr todo, y por eso estamos acá, porque deseamos la Cuarta Transformación. Al final nosotros somos lo que lo vivimos”, dijo Gómez  quien seguirá, junto con sus compañeros, instalado en las afueras del Palacio Nacional.

Redacción unomásuno
unomásunomx@gmail.com
D.R. unomásuno, UTV 2019