Inicio / Nacional / Moscú regresa a la cuarentena por repunte de casos de COVID-19

Moscú regresa a la cuarentena por repunte de casos de COVID-19

Rusia acumula en total 1 millón 136 mil 48 casos de COVID-19, lo que sitúa al país en el cuarto lugar en el mundo por el número de los contagios.

Moscú, principal foco de COVID-19 en Rusia, tomó la decisión de volver a imponer algunas restricciones, incluida una cuarentena para mayores de 65 años y la recomendación de trabajo remoto para los demás, tras registrar el mayor aumento diario de casos de coronavirus en tres meses.

Te recomendamos:

“Desde agosto, en Europa aumenta considerablemente la incidencia de COVID-19 y en Moscú, lamentablemente, vemos en los últimos días un importante crecimiento de los contagios”, dijo el alcalde, Serguéi Sobianin, al anunciar las nuevas medidas destinadas a disminuir los casos diarios, que hoy se situaron en 1.560 en la capital.

El regidor precisó que, debido a esta situación desfavorable, a partir del próximo lunes en la capital entrarán en vigor algunas restricciones, parte de las cuales ya fueron implantadas durante la primavera pasada pero se levantaron después de una mejora de la situación.

Los adultos mayores, en casa

En concreto, los adultos mayores de 65 años y las personas más jóvenes, que padecen de enfermedades crónicas, no deberían salir de casa si no hace falta, escribió Sobianin en su blog.

El alcalde de Moscú también pidió a los grupos de riesgo que eviten temporalmente los contactos con familiares y amigos que no viven con ellos.

“Los paseos al aire libe y los ejercicios físicos no se restringen”, precisó.

Al mismo tiempo, Sobianin instó a los moscovitas de tercera edad a “salir lo menos posible a las tiendas y las farmacias” y pedir que las compras las hagan otros miembros más jóvenes de sus familias.

En todo caso, si las salidas son muy necesarias, Sobianin recordó que los moscovitas siempre deben llevar medios de protección individual como mascarillas y guantes.

Vuelve el trabajo remoto

El alcalde también se dirigió a las compañías capitalinas para “pedir de forma insistente y recomendar” que vuelvan a implantar el trabajo remoto para “tantos empleados cuanto sea posible”.

“Naturalmente, hay que hacerlo sin causar daño a los procesos laborales de sus organizaciones y los intereses de los consumidores”, dijo.

En aquellos casos, cuando los trabajadores no pueden realizar sus labores a distancia, Sobianin pidió garantizar la desinfección de los espacios laborales, las distancias sociales y el uso de cubrebocas, además de otras medidas como la medición de la temperatura de los empleados y los test rápidos de COVID-19.

A %d blogueros les gusta esto: