Inicio / +Geek / Microsoft piensa que su nueva consola es tan potente como algunos estupefacientes.

Microsoft piensa que su nueva consola es tan potente como algunos estupefacientes.

En la presentación en el E3 2017, Microsoft lanzó los primeros teasers de Project Scorpio.

La compañía realizó lo que parece un homenaje a Requiem for a Dream, en específico a la famosa escena de las pupilas dilatadas cuando consumen cocaína. En el avance también vemos lo que parece polvo blanco (poniendo pausa en realidad vemos que es un remolino) que se consume rapidísimo y un auto que quema llanta.

La consola es un monstruo que trabaja con un procesador personalizado de 8 núcleos (basado en Jaguar) llamado Scorpio Engine. El chip está fabricado por TSMC, y está desarrollado en un proceso de 16 nanómetros FinFET. Se ejecutará a 6 teraflops, dejando muy atrás a los 4.2 teraflops de la PlayStation 4 Pro. Microsoft también mejorará el RAM de la consola, que ahora alcanzará los 12 GB de memoria GDDR5, para ofrecer resolución 4K nativa. Además, el GPU de Project Scorpio correrá a una velocidad de 1,172 MHz, que es un enorme aumento con respecto a la potencia del Xbox One.

La idea de los publicistas detrás de la campaña es mostrar que la potencia de la consola te hará ver los juegos como nunca antes, pero también manejan un subtexto con varias referencias directas a las drogas.

A %d blogueros les gusta esto: