Inicio / Justicia / Michael Cohen es condenado a 3 años en prisión

Michael Cohen es condenado a 3 años en prisión

Michael Cohen cometió un delito de financiación ilícita durante la campaña porque la transacción buscaba proteger la imagen del entonces candidato republicano

Michael Cohen, quien fuera el abogado personal de Donald Trump durante años, un especialista en tapar los trapos sucios del magnate inmobiliario, ha sido condenado este miércoles a tres años de cárcel por evasión fiscal, por mentir al Congreso y por algo que pone en serios aprietos a Donald Trump: los pagos ilícitos a dos mujeres con el fin de callar las supuestas aventuras extramatrimoniales del entonces candidato republicano durante la campaña electoral.

Como el objetivo era proteger la imagen de Trump de cara a la cita con las urnas, se considera un delito de financiación ilícita en el que Cohen implica al hoy presidente de Estados Unidos, ya que afirma que actuó por orden del republicano.

Es, de momento, la consecuencia más directa que el mandatario ha sufrido en el marco de la investigación del fiscal especial Mueller sobre la injerencia electoral del Kremlin y la posible connivencia de Trump y su entorno.

Cohen, un abogado de 52 años acostumbrado a manejarse por las cloacas de la rica Manhattan, comenzó a trabajar para Trump en 2006 y llegó a decir, como muestra de lealtad, que sería capaz de llevarse una bala dirigida al hoy presidente con tal de salvarle. Pero este verano decidió confesar, colaborar y tratar de reducir su pena. Además del pago a mujeres, también ha confesado fraude fiscal. “Este es el día en el que recupero mi libertad”, dijo este miércoles ante el tribunal. Citó un mensaje de Trump en Twitter, en el que le tachaba de débil, para corregir: “Debilidad era la lealtad ciega a Donald Trump”.

El panorama es distinto para Cohen. Además de los tres años a los que acaba de ser condenado, afronta también las consecuencias por haber mentido durante la investigación del fiscal Mueller en el caso de la trama rusa. Dijo que las conversaciones sobre un proyecto inmobiliario de Trump en Moscú cesaron en enero de 2016, pero luego reconoció que, en realidad, habían proseguido hasta junio de ese mismo año, con la carrera electoral hacia la Casa Blanca ya muy avanzada.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018