Inicio / Nacional / Mes del Bosque: oportunidad para promover su conservación

Mes del Bosque: oportunidad para promover su conservación

 

Los bosques abastecen de agua limpia, aire puro, alimentos y capturan dióxido de carbono, además de que son el hogar de más de la mitad de las especies terrestres del mundo, de ahí la importancia de su conservación, para lo cual México estableció a julio como el Mes del Bosque. De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) el objeto de la celebración de la Fiesta del Bosque es enaltecer las funciones de estos ecosistemas; divulgar y realizar métodos de protección y aprovechamiento forestal.

Además establecer, restaurar y ampliar zonas boscosas y concientizar a la sociedad en general sobre cómo los árboles intervienen en la vida de los seres humanos desde el ámbito ecológico, social y económico. Los sitios poblados de árboles y matas representan ecosistemas indispensables para la conservación de la vida en la Tierra, y una de sus principales funciones es constituir una maquinaria natural para la captura y almacenamiento de carbono, lo que contribuye a la mitigación del cambio climático.

Por ello, desde 1959, por decreto presidencial, durante el mes de julio, en México se conmemora la Fiesta del Bosque con diversas actividades en las que participan autoridades federales, locales, así como organizaciones. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad refirió que existen varios tipos de ecosistemas como los templados, tropicales, subterráneos, terrestres, dulceacuícolas y costeros, entre otros, en tanto que la Conanp conserva al menos 131 Áreas Naturales Protegidas con presencia de estos ecosistemas.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en México existen ecosistemas de gran belleza, que acuñan una gran riqueza en biodiversidad, entre ellos los bosques relictos. Éstos son vestigios de territorios vegetales, cuya historia se remonta a millones de años; han sobrevivido a los cambios y son muestra de cómo era la vegetación en grandes extensiones, cuando las condiciones ambientales eran distintas.

Abunda que un bosque relicto, es el que resulta un remanente de otro mucho más amplio que ha perdido gran parte de su superficie, es decir, lo que queda de una vegetación abundante.   Detalla que son el hábitat de una amplia variedad de especies de flora y fauna, algunas en riesgo de desaparecer como orquídeas, salamandras, pumas, murciélagos e insectos, todos esenciales para la salud de los ecosistemas.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017