Inicio / Nacional / María Elena Morera, veleta de gobiernos en el poder

María Elena Morera, veleta de gobiernos en el poder

“Cobijada” en primera instancia por la organización civil “México Unido Contra la Delincuencia”, María Elena Morera, quien en múltiples ocasiones se ha autonombrado “luchadora social”, “experta en cuestiones de seguridad” y “denunciante de autoridades policiales y ministeriales corruptas”, pretende obtener, mediante la manifestaciones que generalmente carecen de sustento, canonjías por parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, a la que sistemáticamente denigra con declaraciones que a “todas luces” pretenden “ablandar” al titular de la misma, Alfonso Durazo Montaño, para que de un nueva cuenta, como en su momento lo hizo, Genaro García Luna, su organización obtenga “jugosos dividendos”.

Durante la administración del expresidente Felipe Calderón, Morera Mitre, no ceso de alabar, ponderar e incuso endiosar al ahora exsecretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, quien presuntamente, en no pocas ocasiones,  en no pocas ocasiones, aportó recursos económicos parta apoyar a las organizaciones civiles “comandadas” por la “activista”, quien se afirma también recibió ayuda del Gobierno Federal, como fue la incorporación de su hijo, Juan Pablo Galindo Morera, a la dependencia manejada entonces por García Luna, quien supuestamente había sido recomendado por la propia Morera Mitre con los allegados de Calderón para ocupar la titularidad de la citada secretaría.

 

Denuncias de agentes de la Guardia Nacional y Policía Federal, cansados del desprestigio de que son objeto por parte de la dirigente de Causa en Común, refieren que durante muchos años la “luchadora social” se ha valido de organizaciones civiles, como México Unido Contra la Delincuencia” y Causa Común, para allegarse todo tipo de beneficios y favorecer, sobre todo, a su hijo, quien bajo la tutela de García Luna llegó a devengan más de 100 mil pesos por concepto de salario, no obstante que poco o nada sabía de cuestiones relacionadas con la seguridad. “Lo importante para el joven, estudiante de una prestigiada universidad, es que su mamá tenía la influencia suficiente para mantenerlo en cargos privilegiados”.

 

Refrieron que Galindo Morera, llegó a ocupar el cargo de director adjunto en la SSP con salario mensual de 97 mil pesos, cifra que por “no hacer nada” era mucho más que una “mera remuneración”. Asimismo, la señora Morera Mitre, cuyo esposo, Pedro Galindo fue secuestrado y varios de sus dedos mutilados por sus plagiarios, también recibió del gobierno federal compensaciones por consultorías especializadas en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, sin saber absolutamente nada del tema. Afirman que hay contratos firmados por la “luchadora social” en la Comisión Federal de Telecomunicaciones. “Ha servido tanto a las administraciones de Felipe Calderón como a la de Peña Nieto y ahora pretende infiltrase en la actual administración para nuevamente obtener privilegios y canonjías. Es por ello que sistemáticamente golpea a la Secretaría, a la Guardia Nacional y sobre todo a Durazo Montaño”.