Inicio / Nacional / López-Gatell: Pico de COVID-19 en México será la próxima semana y epidemia durará hasta octubre

López-Gatell: Pico de COVID-19 en México será la próxima semana y epidemia durará hasta octubre

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que contagios de COVID-19 alcanzarán su punto máximo la próxima semana, aunque epidemia durará hasta octubre.

El Gobierno de México cree que la pandemia de COVID-19 alcanzará su punto máximo de contagios durante la próxima semana, aunque perdurará en algunas zonas hasta octubre, y se declara “preparado” para afrontar una posible nueva oleada para finales de año.

“Empezamos en febrero, terminaremos en octubre y podríamos decir que a mitad de junio estaremos a la mitad del conjunto de curvas epidémicas”, dijo en entrevista el subsecretario mexicano de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, encargado de liderar la lucha contra la enfermedad en el país.

Según los últimos datos, México registró un récord de contagios con 4.883 nuevos casos de COVID-19 y ya acumula más de 129.000 enfermos y 15.357 fallecidos desde la llegada del coronavirus SARS-CoV-2 el 28 de febrero.

Las autoridades habían anunciado que el pico llegaría a principios de mayo, pero López-Gatell matizó que esa fecha obedecía solo al área metropolitana de la Ciudad de México, la zona más afectada.

Subrayó que en un país tan grande como México no se puede establecer un solo pico porque se “segmenta la epidemia” por territorios, aunque calculó que “un punto intermedio sería a mitad de junio”.

Y es que ciudades como Tijuana (Baja California) ya están en descenso, mientras que los contagios en Monterrey (Nuevo León) todavía están en ascenso y esta ciudad podría declarar el fin de la epidemia a mitades de octubre.

El epidemiólogo, quien cada día ofrece una conferencia de prensa sobre la crisis sanitaria, explicó que la pandemia “se ha vuelto tan larga gracias a las medidas de mitigación” del Gobierno, lo que ha evitado que “de súbito llegue una gran cantidad de casos”.

“Solo si se mantiene el grado de control de la movilidad pública durante los siguientes tres meses, las predicciones serán fieles y posiblemente estaremos con una cifra de entre 25.000 y 30.000 defunciones. Si no, podríamos tener una mayor mortalidad”, advirtió

Esta predicción es superior a los pronósticos más optimistas del Gobierno en el inicio de la crisis, de entre 6.000 y 8.000 muertos, una cifras ya superadas por la realidad.

López-Gatell defendió que la situación no se les ha ido de las manos. “No hemos tenido que tomar decisiones que bordan el límite de la ética como decidir que una persona se queda sin ventilador porque le toca a otra. Puedo decir con mucha tranquilidad que evitamos muertes”, zanjó.

A %d blogueros les gusta esto: