lunes, septiembre 20, 2021

Le hurtaron, en hospital, casi 75 mil pesos policías tras ladrones de médico que lucha contra Coronavirus

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Personal especializado de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México localizan al o los presuntos responsables del robo de casi 75 mil millones de pesos, producto de su trabajo contra el Coronavirus en el Centro Médico 20 de Noviembre, al doctor Eduardo Bones, quien ahorraba el numerario para pagar la atención médica de su hijo, quien padece de parálisis cerebral espástica.

Contratado por el Instituto de Salud para el Bienestar para sumarse al “ejército de la salud” que desde hace un año lucha conta la pandemia de la COVID-19, el profesionista expuso, con voz pausada, triste y decepcionado que “el ahorro era mínimo, para subsanar la quincena afortunadamente todavía alcanzó, pero es lo último, el límite que nos quedaba. Ahorita más que nada necesitamos volver a juntar para comprar la toxina botulínica de mi hijo y para su consulta con el neuropediatra”.

El lamentable hecho, se confirmó, se registró en instalaciones del Hospital San Ángel Inn, done el facultativo, de 35 años, también labora para allegarse recursos que le permitan sostener a su familia y cubrir los gastos que implica la atención de su hijo, quien debe estar permanentemente bajo consulta y recibir todos y cada uno de los medicamentos que necesita para seguir con vida.

Para poder juntas el dinero que le fue robado –74 mil 500 pesos—el profesional de la salud debió trabajar cinco quincenas en el Hospital Centro Médico 20 de Noviembre del ISSSTE, lo que de nada le sirvió ante la desmedida e inhumana ambición y deshonestidad de quien o quienes se apoderaron el dinero en la zona de vestidores del nosocomio angelino, donde se estima se realizan diversas investigaciones por parte de la policía para descubrir, detener y consignar a quien resulte responsable.

Bones reitera que luego de salir del nosocomio público, considerado como uno de los mejores en la capital del país, se dirigió al San Ángel Inn para continuar con su labor de atender a enfermos de Coronavirus, al que arriba pasadas las nueve de la noche. “Llego aproximadamente a las 9:30 de la noche, me voy al tercer piso, al área de vestidor de uso común, siempre dejo ahí mis cosas, dejo mi mochila, dejo también un suéter sobre mi mochila y sobre el dinero dejo una botella sanitizante; me cambio, para esto había dos personas ahí del sexo femenino, y entro a ver a mi paciente en el área de terapia intermedia”, cita el afectado.

Horas antes, el doctor se había presentado en una sucursal bancaria para retirar personalmente el dinero, ya que le habían dicho que no le pudieron hacer la transferencia del mismo, luego de lo cual retorna al Centro Médico para cumplir con las funciones que le habían sido asignadas.

Una vez cumplida con su misión, Bones, quien había certificado que el dinero estaba en el la maleta donde lo había guardado, se traslada al San Ángel Inn y deja sus pertenencias en la zona de vestidores. Acto seguido asiste a una de sus pacientes y retorna al mismo sitio.

Al revisar sus pertenencias, el médico, incrédulo, constata que el dinero había desaparecido.  En la zona, el quejoso observó la presencia de dos mujeres, sin que ello signifique se esté responsabilizando a las misma.

“El suéter seguía como lo dejé, y la mochila como la dejé, pero llego y abro para ver que todo estuviera bien y encuentro todo menos el efectivo. Algo que sí quisiera dejar muy en claro es que sí reconozco que primeramente fue mi error por dejar el dinero ahí, pero no significa que las personas tengan que tocar lo que no es suyo, mucho menos robarlo”.

Acotó que de inmediato solicitó el auxilio de personal de seguridad a efecto de que revisaran las cámaras y buscaran a los responsables, pero que este no atendió su llamado, por lo que se presentó ante el Ministerio Público para denunciar formalmente los lamentables hechos.

“Lo que siento es impotencia, es coraje, es tristeza porque ya tienes planificado qué hacer con ese dinero, los pagos a realizar, desagraciadamente a veces uno es muy confiado, cosa que no debería ser, pero ahora debo seguir trabajando para recuperar esto, ahorita lo que me urge es la manera de tener los   recursos para conseguir los medicamentos de mi hijo”, aseveró en entrevistas el doctor, quien ha recibido la solidaridad de sus compañeros, pero no ha podido recuperare los casi 75 mil pesos que con tanto esfuerzo y sacrificio ganó.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: