sábado, julio 24, 2021

La UNAM a un año de cierre de plateles por la pandemia

A un año del cierre de planteles escolares, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que desde el primer día de confinamiento, la máxima casa de estudios del país pudo impartir clases a distancia en todos los niveles educativos y la formación de los estudiantes continuó gracias al compromiso de los docentes de bachillerato, licenciatura y posgrado. “Para lograrlo, todos y todas tuvieron que asimilar su nueva realidad y superar, sobre la marcha, el reto que imponen las tecnologías y ese novedoso modelo de enseñanza-aprendizaje”, manifestó en un mensaje.

La UNAM consideró que la adaptación de la mayor parte de la comunidad fue sorprendente. No obstante, reconoció que en algunas áreas del conocimiento el proceso enfrenta importantes desafíos.

Durante el año que transcurrió, la UNAM afirmó que realizó actividades encaminadas a salvaguardar la salud e integridad de los universitarios y, después, a apoyar a quienes no contaban con las herramientas tecnológicas indispensables para cumplir desde sus hogares, de manera óptima, con las tareas académicas.

La Universidad hizo un corte de caja con lo realizado a lo largo de este año: impartió cientos de miles de clases a distancia en los diversos niveles y sistemas educativos; llevó a cabo más de 15 mil actividades de investigación y extensión de la cultura; conformó la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, órgano de expertos en políticas públicas y orientación para la sociedad; los diversos servicios médicos beneficiaron a más de 266 mil personas.

También, participó en la instalación y puesta en operación del Centro Citibanamex, Unidad Temporal Hospitalaria covid-19, en coordinación con los gobiernos federal y de la Ciudad de México, así como con empresas y fundaciones; puso en funcionamiento el Centro de Diagnóstico covid-19 que ofreció servicio integral de valoración, seguimiento y asistencia relacionados con el SARS-CoV-2, a miles de personas.

Aunado a lo anterior, junto con el desarrollo de proyectos para la elaboración de vacunas recombinantes y de vacunas basadas en nanopartículas genéticamente codificadas, realizó otros proyectos de fármacos antiinflamatorios y antifibróticos para pacientes con covid-19; se diseñaron y fabricaron caretas, mascarillas KN95 y un prototipo para medir su eficiencia, además del desarrollo y fabricación de termómetros infrarrojos, biosensores, sensores de signos vitales, ventiladores mecánicos, válvulas de Venturi y oxímetros que transmiten información de pacientes mediante un celular; se desarrollaron anticuerpos monoclonales, de uso terapéutico y profiláctico, y un protocolo clínico para administrar Dexametasona vía intranasal. Te recomendamos: Académicos de la FES Zaragoza y FCPyS de la UNAM entran en paro; exigen pago de salariosAnsiedad, tristeza y enojo, los desafíos emocionales de la pandemia: UNAM.

Presumió que fueron entregados más de medio millón de kits de protección para los médicos residentes que colaboran en los centros de salud, gracias a donación de recursos financieros por parte de la Cámara de Diputados y del Senado de la República a la UNAM; se donaron nueve mil kits para médicos pasantes, de manera conjunta con Farmacéuticos Maypo, distribuidos en 175 comunidades rurales del país y 11 alcaldías de la Ciudad de México.

Se implementó la campaña “Protege a un pasante de enfermería y personal de enfermería de la UNAM: dona un kit», que hizo posible la entrega de más de 105 mil equipos de protección sanitaria; aplicación de la estrategia “Mi salud también es mental: intervención psicológica comunitaria a distancia ante el covid-19”, para capacitar a cerca de 500 promotores profesionales y se han brindado más de 76 mil intervenciones comunitarias; se ofreció ayuda psicológica mediante el Programa de Atención Psiquiátrica, Psicológica y Psicosocial a Distancia, con más de seis mil servicios especializados en temas de violencia, depresión y riesgo de suicidio, así como 17 mil 86 en estrés agudo, postraumático, ansiedad y consumo de sustancias psicoactivas.

Aunado a lo anterior, se elaboró y publicó en formato electrónico la “Guía jurídica informativa por afectaciones derivadas del covid-19”, la cual incluye una gama de situaciones que abarcan desde el ámbito personal y familiar hasta el laboral, fiscal, inmobiliario y corporativo. También se creó un micrositio para la difusión de los materiales de esta guía, el cual registra a la fecha más de 250 mil visitas; se habilitó el sitio de internet “Covid-19. HumanidadES. Reto social”, que actualmente cuenta con más de 600 aportaciones y recursos informativos referentes a la pandemia.

En el micrositio https://covid19.humanidades.unam.mx/covid19/ se puede conocer de temas acerca de salud, economía, derechos humanos, educación, migración y equidad de género, desarrollados a través de artículos, entrevistas, foros, paneles y seminarios. La página registró hasta el momento más de 28 mil visitas, informó la UNAM.

Además, la divulgación científica desempeñó un papel fundamental, en la medida en que coadyuvó a combatir la desinformación en redes sociales; se fortalecieron los vínculos con instituciones de educación superior nacionales e internacionales, a fin de explorar mecanismos de colaboración en proyectos de investigación para buscar soluciones a las problemáticas globales.

La Universidad apoyó la repatriación de alumnos de licenciatura y posgrado que al inicio de la emergencia habían quedado varados en el extranjero y mantuvo comunicación permanente con alumnos ubicados en nueve países, a través de sus sedes en otras naciones para garantizar su seguridad.

También, ante las dificultades y ciertos rezagos tecnológicos, para fortalecer la transición hacia la educación digital, se creó la Coordinación de Universidad Abierta Innovación Educativa y Educación a Distancia, y la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información. Esta nueva instancia brinda capacitación en el uso y manejo de las tecnologías de la información y la comunicación para miles de docentes.

Se puso en operación el Campus Virtual, el cual ha sido utilizado ya por 28 mil 300 docentes, en más de 20 mil aulas virtuales, para bachillerato, licenciatura y posgrado. Con esto se pudo dar atención a más de 156 mil alumnos, detalló.

Para facilitar el acceso a los universitarios que carecían de equipos de cómputo e internet, la UNAM tomó varias medidas: instaló 14 Centros de Acceso PC Puma en el Valle de México para el préstamo de dispositivos. Cuentan con 4 mil 500 equipos y tienen capacidad para atender a 20 mil alumnos diariamente. También compró 25 mil tabletas con conectividad incluida para préstamo a domicilio, y asignó 12 mil becas de conectividad que consisten en la entrega de un modem con 40GB.

La UNAM añadió que más de 212 mil alumnos de bachillerato, licenciatura y posgrado recibieron becas de apoyo a sus estudios.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: