Inicio / Mundo / La sonda Cassini termina su misión en Saturno

La sonda Cassini termina su misión en Saturno

La agencia espacial estadounidense NASA recibió la última señal de su sonda Cassini, que terminó el viernes una pionera misión de 13 años a Saturno sumergiéndose como un meteoro en la atmósfera del planeta y transmitiendo información hasta el momento final.

Cassini, la primera sonda en orbitar Saturno, terminó su misión a las 1155 GMT poco después de perder contacto con la Tierra al entrar en la pesada atmósfera del gigantesco planeta a unos 113,000 kilómetros por hora, dijo la NASA.

El fin de la odisea de Cassini, que comenzó con su lanzamiento en 1997 y un viaje de siete años hacia el planeta rodeado de anillos, dio paso a aplausos, abrazos y lágrimas de los equipos de la NASA que trabajaron en el proyecto, según imágenes publicadas en el sitio web de la agencia.

«La sonda ya no está. Gracias y adiós fiel explorador», dijo Earl Maize, director del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL por su sigla en inglés) de la NASA, en una conferencia de prensa. «Sin embargo, el legado de Cassini recién empezó. Los efectos que tiene y tendrá en el futuro de la exploración planetaria seguirán por décadas. Gracias y larga vida a Cassini», añadió.

El último descenso de Cassini puso fin a una misión que dio a la ciencia descubrimientos como estaciones en Saturno, una forma hexagonal en el polo norte y el parecido de la luna Titán con los comienzos de la Tierra.

«Fue como perder un amigo, pero (la sonda) dejó tanta ciencia», dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini que estuvo 30 años con la misión. Spilker mostró una imagen en infrarrojo del lugar donde los investigadores creen que Cassini entró a la atmósfera del planeta, la última fotografía enviada por la nave antes de perder contacto con la Tierra.

Cassini también halló un océano bajo la superficie de la luna Encélado, que además expulsa chorros de gas y partículas de hielo desde su superficie hacia el espacio. Encélado se ha convertido en un actor prometedor en la búsqueda por lugares que puedan tener condiciones para la vida.

Debido a que la sonda tenía ya poco combustible, la NASA la estrelló contra el planeta para evitar cualquier posibilidad que algún día chocara y contaminara a Titán, Encélado u otra luna con potencial para la vida microbiana nativa.

Cassini comenzó una serie de 22 descensos orbitales en abril, usando la gravedad de Titán para impulsarse a la región sin explorar entre el planeta y sus anillos. La sonda estudió la atmósfera de Saturno y tomó medidas para determinar el tamaño de su centro rocoso. «Esto no es un fin, sino un comienzo. Los fantásticos descubrimientos de Cassini siguieron hasta los últimos segundos de la misión», dijo Michael Watkins, director del JPL.

Otras tres naves espaciales han volado por Saturno: el Pioneer 11 en 1979, seguido por las Voyager 1 y 2 en los años 80.

Pero ninguna ha estudiado a Saturno tan detalladamente como Cassini, que lleva el nombre del astrónomo franco-italiano Giovanni Domenico Cassini, quien en el siglo XVII descubrió que el planeta tenía varias lunas y una brecha entre sus anillos.

«Este es el capítulo final de una misión asombrosa, pero también es un nuevo comienzo», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la Nasa. «El descubrimiento de Cassini de mundos océanicos en Titán y Encelado lo cambió todo, sacudiendo hasta la médula nuestra visión de lugares sorprendentes para buscar vida potencial más allá de la Tierra».

«La misión ha cambiado la forma en que pensamos sobre dónde puede haberse desarrollado la vida más allá de nuestra Tierra», dijo Andrew Coates, jefe del Grupo de Ciencias Planetarias del Laboratorio de Ciencias Espaciales Mullard en el University College de Londres.

«Al igual que Marte, los satélites como Encelado, Europa e incluso Titán son ahora los mejores aspirantes a la vida en otros lugares», añadió. «Hemos reescrito completamente los libros de texto sobre Saturno».