La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que en su administración la policía no está para reprimir al pueblo sino para darle paz y seguridad, por lo que señaló que el abuso de autoridad no está tolerado.

«REAFIRMO LO QUE HA SIDO NUESTRA POSICIÓN TODA LA VIDA. LA POLICÍA NO ESTÁ PARA REPRIMIR AL PUEBLO SINO PARA DARLE PAZ Y SEGURIDAD. POR ELLO DESAPARECIMOS EL CUERPO DE GRANADEROS. LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS NO PARA. EL ABUSO DE AUTORIDAD NO DEBE TOLERARSE», ESCRIBIÓ EN SUS REDES SOCIALES.

Esta declaración se da luego de las acusaciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien dijo que las protestas realizadas ayer en Guadalajara por el asesinato de Giovanni López a manos de policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos fueron orquestadas desde la Ciudad de México y en los «sótanos del poder».

Dichas movilizaciones en las que se presentaron acciones violentas por parte de un grupo que participó en la manifestación dejó como saldo 27 personas detenidas: 25 hombres y dos mujeres; así como seis policías heridos, uno quemado y tres patrullas dañadas.

Incluso Sheinbaum expuso que durante su Gobierno el cuerpo de granaderos desapareció para reafirmar su vocación de respeto a los derechos humanos.