Inicio / Mundo / La comunidad inmigrante en EU se prepara para lo peor

La comunidad inmigrante en EU se prepara para lo peor

 

Claudia Rueda, una inmigrante de origen mexicano que llegó con sólo 5 años a Estados Unidos, salió la semana pasada de su casa en la zona de Boyle Hights, en el Este de Los Angeles, cuando apenas despuntaba el sol.

Era jueves, el día en que pasa la barredora de la limpieza y por ello se apresuró a mover el coche de su madre de una zona prohibida.

Desde entonces, los familiares de Claudia no han sabido mucho de ella. Sus amigos y seres queridos se han enfrascado en una desesperada batalla para evitar su deportación desde un centro de detención en Otay Mesa, a sólo unos metros de Tijuana.

Los extraños detalles de su captura, con agentes de la patrulla fronteriza actuando muy lejos de su habitual teatro de operaciones, han causado la alarma y la preocupación de las autoridades municipales y de numerosas organizaciones defensoras de la comunidad inmigrante en medio de una indiscriminada oleada de redadas y deportaciones.

La jurisdicción y límites de actuación de la patrulla fronteriza es de poco más de160 kilómetros desde la frontera con México.

Aunado a ello, la negativa del alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, a colaborar con las órdenes ejecutivas de Donald Trump para arrestar a inmigrantes indocumentados dentro de los límites de la más importante ciudad santuario en EU, ha disparado las señales de alarma.

Hasta ahora, la comunidad inmigrante se sentía relativamente segura en la ciudad de Los Angeles. Pero la captura de Claudia Rueda ha llegado para terminar con esa tranquilidad.

 

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017

A %d blogueros les gusta esto: