jueves, junio 17, 2021

Joven denuncia abuso policial en CDMX tras accidente vial

Cuatro policías de la Secvretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC CDMX), agredieron y robaron a una automovilista que previamente había sufrido un accidente automovilístico en la Avenida Franklin.

En redes sociales circula un video en el que la usuaria de Instagram, Cecilia Miranda, denuncia un acto de abuso de autoridad por parte de elementos de la policía capitalina, luego de que sufriera un percance vehicular en la alcaldía Cuauhtémoc.

En el video relata que alrededor de las 23:20 horas se encontraba conduciendo la camioneta de su madre y luego de dejar a su compañero en una estación del Metro, a la altura de la Avenida Benjamín Franklin, esquina con Patriotismo, perdió el control del vehículo y se estampó con en una de las jardineras que delimita la ciclovía con la acera, debido a que la transmisión de su auto había presentado fallas.

El incidente fue reportado en un tuit del Centro de Orientación Vial de la SSC CDMX.

Luego del impacto, salió del automóvil sin presentar lesiones, y mientras observaba la magnitud del percance e informaba a un transeúnte que estaba bien a pesar del choque, observó que cuatro policías, tres hombres y una mujer, se dirigían hacia ella; un hombre y la mujer se abalanzaron hacia Cecilia, mientras le gritaban que no podía hablar y que tenía que permanecer en silencio.

«Un hombre y una mujer se abalanzaron hacia mí afirmando que estaba drogada y borracha. Me empezaron a gritar que no podía hablar, me esposaron y me empezaron a arrastrar aproximadamente 50 0 100 metros de la camioneta hasta la patrulla», declaró Cecilia.

Al ver la agresividad de los elementos, la víctima empezó a gritar a las personas que pasaban que la ayudaran llamándole a su mamá o a su hermana para que fueran a auxiliarla, por lo que gritó el número telefónico de su mamá. Los transeúntes marcaron de inmediato para informarle lo sucedido a los familiares de Cecilia.

«Sentía que si me subía, nadie iba a poder ayudarme, así que empecé a gritar desesperadamente que llamaran a mi mamá […] Di mis datos, personales para que no me hicieran nada».

Un hombre que estaba en el lugar de los hechos logró quitarle a uno de los policías que la tenían inmovilizada y uno de los transeúntes logró localizar a su hermana, vía telefónica, por lo que Cecilia corrió hacia el teléfono para comunicarse con ella.

Cecilia cuenta que mientras la tenían en el suelo, los otros dos policías entraron a su camioneta y le robaron su teléfono celular, documentos personales, su cartera y todas sus identificaciones, incluida su licencia de conducir.

Además, indica que al momento de intentar subirla a la patrulla, los policías le lastimaron las costillas, las rodillas, los pies y las manos.

En la narración, la mujer agredida cuenta que en cuanto llegaron más patrullas, los elementos policiacos que la violentaron se fueron del lugar.

Además, cuando llegó su hermana a auxiliarla y contactaron al seguro, éste no se quiso hacerse responsable porque no tenía licencia; sin embargo, aún con los testimonios de vecinos que presenciaron el robo de las pertenencias y con la afirmación de Cecilia sobre el robo de su licencia, los encargados de atender el percance no le otorgaron la ayuda.

La agredida indica que se encontraba en el jurídico para levantar la declaración correspondiente a los daños ocasionados por el choque al bien inmueble, no obstante, también afirmó que presentará una denuncia hacia los cuatro policías por la agresión y robo que sufrió por parte de ellos.

Cecilia agradece a las personas que le ayudaron en el momento en que sufrió la agresión policial y pide que se dé seguimiento a este tipo de casos que no pueden seguir pasando.

Similar Posts