Inicio / Nacional / Investiga Fiscalía desaparición de tres policías; van siete elementos sin localizar en 2019

Investiga Fiscalía desaparición de tres policías; van siete elementos sin localizar en 2019

Los tres elementos y un expolicía estatal viajaban en un vehículo personal de alguno de ellos, el cual fue localizado en una plaza sobre carretera Nogales, sin rastro de ellos

La fiscalía del Estado informó esta tarde que investiga la desaparición de tres oficiales de distintas corporaciones del Estado, así como de un ex elemento de la Policía de la Secretaría de Seguridad, quienes se dirigían a Puerto Vallarta la semana pasada.

De acuerdo con la dependencia, los tres oficiales y el ex elemento de la Policía del Estado viajaban en el vehículo propiedad de uno de ellos, mismo que fue localizado por policías investigadores en una plaza ubicada sobre la carretera a Nogales, sin que hubiera en él rastro de ellos.

La denuncia por su desaparición, explicó la dependencia, fue presentada ante la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas el pasado 1 de noviembre, por parte de familiares de las víctimas quienes informaron que la última comunicación que tuvieron con las personas fue cuando les informaron que iban camino al puerto turístico, sin que hasta la fecha se comunicaran con ellos nuevamente.

Según informó la Fiscalía, por información de los propios familiares se sabe que uno de los uniformados de la Policía del Estado se encontraba franco, pues había terminado su turno apenas un día antes de los hechos, mientras que el otro elemento de la misma corporación estaba incapacitado y no se hallaba trabajando.

La tercera víctima, a quien se identificó como Luis Hugo Torres, de 42 años, se desempeñaba como policía tercero en la Policía de Zapopan. De acuerdo con el comisario de este municipio, Roberto Alarcón Estrada, el elemento trabajaba en la corporación desde el 2001 y no existen antecedentes de que hubiera recibido algún tipo de amenaza. Añadió que también se encontraba incapacitado y no estaba laborando en la corporación.

La última de las víctimas, dijo la Fiscalía, tiene registro como policía estatal, pero ya había sido dado de baja y mantenía un litigio laboral en contra de la corporación.

A pesar de que los familiares de las víctimas declararon en la denuncia que los oficiales acudían a Puerto Vallarta a realizar una diligencia de trabajo, la dependencia refirió que tras las primeras indagatorias se supo que al momento de la desaparición, ninguno de los elementos activos estaba en servicio ni realizando algún tipo de comisión o encargo para la dependencia en la que trabajan.

Aunque no especificó si se trataba de alguno de los policías estatales o del oficial zapopano, la Fiscalía indicó a través de un comunicado que «de los cruces de información con diferentes dependencias estatales y federales se sabe que uno de los elementos desaparecidos es investigado por el gobierno federal por su posible relación con grupos de la delincuencia organizada».

Con ellos tres, suman siete los policías desaparecidos en lo que va del año, de los cuales al menos tres fueron levantados por hombres armados, en distintos hechos ocurridos desde el mes de febrero, según las averiguaciones que se siguen para intentar localizarlos.

Los otros cuatro oficiales son Ángel Silverio Franco, comisario de municipio de Mezquitic, levantado el mes febrero en la comunidad Las Bocas, cerca de la cabecera municipal de Huejúcar; Manuel Alejandro Flores, oficial de la Policía de Guadalajara levantado de su domicilio en Tonalá en abril; Jazael Elnatán, policía de la comisaría de Zapotlanejo levantado en Tala en junio y Óscar Villane, elemento de la Policía de Ahualulco, de quien no se sabe nada desde el mes de agosto.

Este 2019 ha sido un año particularmente difícil para el desempeño de la función policial en Jalisco. A menos de dos meses de cerrar el año ya han sido asesinados en el Estado 25 policías, entre ellos el comisario de Zamora, Michoacán y el Fiscal Regional de la Fiscalía del Estado. Lo anterior, sin contar a los tres ex policías de la Comisaría de Tonalá, quienes fueron levantados en febrero pasado el mismo día que dejaron la corporación y cuyos cuerpos fueron encontrados días después del plagio.

La cifra actual ya superó los homicidios de elementos cometidos en todo 2018, año que cerró con un total de 24 oficiales asesinados.