jueves, agosto 5, 2021

Inicia OMS investigación sobre origen del coronavirus

Un equipo internacional de 13 expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) comienza este jueves, en Wuhan su misión sobre el terreno para investigar el origen del coronavirus una vez que concluya la preceptiva cuarentena de 14 días que pasa en un hotel de la ciudad.

Una misión complicada –salpicada de retrasos y enfrentamientos entre China y EE UU– pero que puede ser clave para investigar, de forma independiente, cómo se originaron los primeros casos conocidos del virus que continúa asediando a la humanidad.

Wuhan fue el primer lugar del mundo en que se identificó el patógeno a finales de 2019 y aquí los científicos internacionales seguirán la pista de los primeros contagios, relacionados supuestamente con el mercado de pescado y mariscos de Huanan, donde se vendían también animales salvajes.

«Todas las hipótesis están sobre la mesa y es demasiado pronto para llegar a una conclusión sobre dónde empezó exactamente el virus, si fue dentro o fuera de China», afirmó el pasado viernes el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

El equipo de investigación internacional desplazado a Wuhan, integrado por miembros de la OMS y otros científicos internacionales incluye a expertos de EEUU, Japón, Rusia, Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Alemania, Australia, Vietnam y Catar.

Está encabezado por el danés Peter Ben Embarek, el principal experto en enfermedades de transmisión animal de la organización con sede en Ginebra.

También incluye a otros especialistas de reconocido prestigio, como la viróloga holandesa Mariom Koopmans, el microbiólogo y veterinario alemán Fabian Leendertz o el zoólogo británico Peter Daszak, que investigó hace años los coronavirus de los murciélagos en China.

Daszak dijo hoy en un mensaje de Twitter, desde el hotel de cuarentena en Wuhan, que en los primeros momentos, tras detectar el brote en la ciudad a finales de diciembre, los expertos chinos estaban «intensamente concentrados en gestionar el caos» de enfermedades y muertes, lo que consideró «normal» en una respuesta a una epidemia.

«Hablé con muchos colegas de China en esos momentos. Todos estaban trabajando frenéticamente en el brote. No digo que no quisieran ayuda, pero la investigación de la vida salvaje no era una prioridad en medio de la rápida evolución» de la epidemia, aseguró en otro mensaje.

El zoólogo destacó que trabajan para que, en próximas epidemias, los científicos puedan estar sobre el terreno en cuanto se origine un brote para poder entender mejor sus orígenes y sus causas.

Los expertos internacionales visitarán junto a científicos chinos el mercado de Huanan, todavía clausurado desde hace más de un año, y otros lugares clave de la ciudad como el Instituto de Virología de Wuhan y su laboratorio P4 de máxima seguridad.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: