lunes, junio 21, 2021

Imperativo erradicar violencia laboral contra mujeres: presidente del Tribunal Superior de la CDMX

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

Tras puntualizar que la violencia laboral contra las mujeres debe erradicarse de manera definitiva, para siempre, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez, sostuvo que este órgano jurisdiccional está listo para cumplir la misión de impartir justicia en esta materia con alto estándar de justicia social.

“El Poder Judicial está listo para asumir la misión de impartir justicia en materia laboral con un alto estándar de justicia social”, ratificó el servidor público y sostuvo que la perspectiva de género en esa rama es imprescindible, ello durante la clausura del simposio virtual El nuevo sistema de justicia laboral en la Ciudad de México, en que subrayó que en la dependencia a su mando se avanza con los recursos materiales, humanos y financieros para hacerse cargo de la responsabilidad histórica de ofrecer a las personas el derecho laboral que se merecen.

Puntualizó que el material humano que conforma la dependencia se caracteriza por apegarse a los principios de legalidad, honradez, transparencia y rendición de cuentas, que dan sustento a la función judicial, y sostuvo que esto será igual cuando se asuma la impartición de justicia laboral.

Destacó la importancia del derecho del trabajo y la relevancia de contar con una justicia laboral acorde a las exigencias sociales, la cual genere orden y seguridad, el cumplimiento de los deberes y de los derechos de los trabajadores, siempre bajo los principios de legalidad, justicia social, protección y equidad en las relaciones laborales.

“Que el derecho del trabajo sea no sólo la fuente de estabilidad y prosperidad económica, sino también el origen de la felicidad de los individuos, las familias y la sociedad en su conjunto”, agregó Guerra Álvarez, quien al referirse a los resultados del simposio, cuyos trabajos se desarrollaron durante tres días, consideró que se dio cuenta de la necesidad de contar con desarrollo laboral pacífico.

“Durante tres días, generosamente se destinaron horas de reflexión y análisis de las implicaciones, retos y avances de la reforma a la justicia laboral, que constituye un nuevo paradigma que exige de nuestra generación miras para no fallar, para ser recordados en los anales de la historia como las mujeres y hombres que sembraron las semillas de las nuevas relaciones de trabajo, el nuevo sindicalismo, el derecho a la huelga y la contratación colectiva”.

 

Similar Posts