Inicio / Mundo / Hallan en Rusia restos orgánicos del animal multicelular más antiguo de la Tierra

Hallan en Rusia restos orgánicos del animal multicelular más antiguo de la Tierra

El descubrimiento de la famosa Dickinsonia resuelve un debate de 75 años entre la comunidad científica.

Un grupo internacional de paleontólogos ha encontrado en Rusia las primeras «huellas orgánicas» de Dickinsonia, el animal multicelular más antiguo de la Tierra, resolviendo así el debate interminable generado en torno a su existencia. El estudio de su descubrimiento ha sido publicado en la revista Science.

Según los científicos, los primeros seres mulicelulares aparecieron hace 600-650 millones de años durante el período Ediacárico y no existe mucha información sobre ellos debido a la ausencia casi total de restos.

Muchos especialistas discuten si los fósiles del período Ediacárico pertenecen realmente a animales multicelulares. Los debates más encendidos se producen en torno a la famosa Dickinsonia (Dickinsonia costata), un animal con forma parecida a una hoja oval con muchas venas.

Ilya Bobrowski y sus colegas del Instituto Paleontológico de la Academia Rusa de Ciencias en Moscú han explicado que los representantes de cada reino de los seres vivos tienen su propio conjunto de biomoléculas, incluyendo proteínas y grasas, que los distinguen de los demás habitantes de la Tierra. Por ejemplo, las células de los animales multicelulares contienen ciertos tipos de moléculas aromáticas de esteroides y colesterol, que están ausentes en bacterias, plantas y hongos.

«Santo Grial» de la paleontología

Siguiendo esta idea, el equipo de Bobrowski llevó a cabo excavaciones en territorios de Australia y de la costa del mar Blanco en Rusia donde yacen rocas formadas durante el período Ediacárico. Tras encontrar diversos fósiles, los científicos descubrieron que los restos Dickinsonia contenían sustancias que están presentes en el cuerpo de los seres multicelulares y están ausentes en los tejidos de plantas y hongos.

«Luchamos acerca de la esencia y el origen de Dickinsonia y otros fósiles del período Ediacárico durante los últimos 75 años. Había hipótesis muy diferentes: había quienes pensaban que eran amebas gigantes, líquenes o simplemente ‘errores de la evolución’. Las moléculas de grasa encontradas confirmaron que Dickinsonia fue el primer animal de la Tierra, y ayudaron a encontrar otro ‘Santo Grial’ de la paleontología», concluyó otro de los directores de la investigación, Jochen Brocks, de la Universidad Nacional Australia de Canberra.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018