Inicio / Nacional / Habitantes de Quintana Roo y Yucatán evalúan daños tras paso del huracán ‘Delta’

Habitantes de Quintana Roo y Yucatán evalúan daños tras paso del huracán ‘Delta’

Los embates de la tormenta ‘Gamma’ el sábado pasado y del huracán ‘Delta’ que toco tierra dejaron severas afectaciones.

Los 14 integrantes de la familia López viven en un complejo de cuatro pequeñas casas de mampostería y dos de palos y láminas en Tulum, Quintana Roo. En estas condiciones soportaron los embates de la tormenta “Gamma” el sábado pasado y del huracán “Delta” que toco tierra este martes.

Se refugiaron en un cuarto. Si caían más techos, dicen, la última opción era el baño.

“Las láminas se cayeron todos esos, quedaron unos caídos. Nos fuimos, entramos acá donde no nos afecte más”, dijo Rafael López, habitante de Tulum, Quintana Roo.

“Yo les decía que estén tranquilos, si vemos que algo pasa, tengo techado los baños. La verdad por este tiempo de la contingencia”, insistió Felipe Moo, habitante de Tulum.

La familia de María, que vive a un lado de los López, sí decidió irse a un refugio.

“Vino el viento, alzaron los árboles, estuvo muy fuerte, nunca había visto esto. Logré sacar a mis dos hijos que estaban adentro”, señaló María Guadalupe, habitante de Tulum.

“No más nos tumbó el techo de la palapa, pero las embarcaciones quedaron bien, que es lo importante”, detalló Omar García, pescador de la Laguna de Chacmuchuch, Quintana Roo.

Este jueves los pescadores de la Laguna de Chacmuchuch, en la parte continental del municipio de Isla Mujeres, recuperaron de entre los escombros sus pertenencias y comenzaron la reconstrucción de sus bodegas.

Cuentan que a través de los años han vivido varios huracanes. Ya conocen cómo deben resguardar su equipo y embarcaciones para soportar embates como el de “Delta”, que tuvo rachas de viento de hasta 180 kilómetros por hora.

Pedro Portela de 53 años de edad, originario de Puebla, vivió por primera vez el paso de un huracán en su casa de Puerto Progreso, Yucatán, junto con su familia, a pesar de las advertencias de las autoridades para que fuera a un refugio temporal.

“Para mí todo esto es nuevo porque yo nunca lo había pasado del lugar donde vengo pues no se conocen estas cosas. Sí se sintió el poder”, agregó Pedro Portela, habitante de Puerto Progreso, Yucatán.

Otros no podían salir, aunque lo desearan.

“Donde vivo es en medio de un río así, estoy en mi cama y pasa el agua. Toda la ropa se cayeron, remojadas vayan ahorita a verla, ni lo va a usted a creer, remojado, remojado y si hay agua, hasta ahorita”, agregó Celestino May, damnificado de Puerto Progreso, Yucatán.

 

A %d blogueros les gusta esto: