miércoles, abril 21, 2021

Fueron retirados el miércoles, pero… retornan jóvenes al “Jardín de la Felicidad”

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

Con las esperanza de que las “arbitrarias autoridades” les regresen su “fuente de trabajo” , la que habían instalado a las afueras del Senado de la República, jóvenes “empresarios” dedicados a la comercialización de mariguana y algunos productos derivados de la misma, retornaron al Jardín Luis Pasteur, en el que otros más, que eran observados por policías de la Secretaria de Seguridad Ciudadana, consumían su “churro” de cannabis, al tiempo que personal de la Secretaría de Obras del Gobierno citadino continuaba limpiando el lugar, sin tocar las matas de mota que crecen en el lugar.

A unas horas de que de la zona fueran retiradas las vallas que protegían las instalaciones del llamado Campamento Cannábico 420, un grupo de jóvenes, desde temprana hora de este jueves, acudieron al mismo a escuchar música y fumar mariguana de manera “pacífica”, al tiempo que externaban su esperanza de que el gobierno citadino les regrese su fuente de trabajo e ingresos económicos, con los que afirman se sostienen y algunos mantienen a sus familias. “No hacemos daño a nadie. A nadie se le obliga a comprar nuestros productos, los que son benéficos para la salud”, citan algunos.

Mientras los jóvenes emprendedores se “relajan” fumando la yerba y escuchando música, trabajadores del gobierno capitalino prosiguen con el retiro de basura y escombros que los jóvenes dejaron en el lugar, al tiempo que efectivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana vigilan la zona a efecto de evitar posibles conflictos. Los policías únicamente se concretan a observar, sin decir una sola palabra a los jóvenes, quienes califican como una “injusticia” y “arbitrariedad” el hecho de que el miércoles se les haya retirado del Jardín de la Felicidad, como también se conoce al Luis Pasteur.

“Lo único que queremos es que se nos permita trabajar, expender libremente la mariguana y los productos que de ella derivan. En la zona estaba permitido fumar cannabis, pero ahora todo ha quedado suspendido. Es un hecho que llegaremos hasta las últimas consecuencias, ya que un juzgado en materia administrativas nos concedió una suspensión definitiva de amparo para realizar nuestras actividades, con los que no ofendemos a nadie, muchos menos ahora que ha sido aprobada la ley que permite el consumo de mariguana con fines recreativos, lúdicos”.

Al mismo tiempo, los apostados en el lugar sostienen que no aceptarán ser “llevados” a otros sitios para continuar con el comercio de la mariguana, ya que es de todos conocido que en la esquina de Paseo de la Reforma e Insurgentes, dos de las principales avenidas de la capital del país, se encuentra la zona más liberal y feliz de la ciudad y que no es precisamente el Senado de la República, cuyos integrantes, en su mayoría, están de acuerdo con las actividades que realizamos, ya que son totalmente pacíficas. “No buscamos la confrontación, ya que no somos violentos, pero también es importante que las autoridades nos comprendan y no abusen de su poder para frenarnos de manera ilegal. Exigimos una mesa de diálogo y entendimiento, pero ya”.

Similar Posts