lunes, junio 21, 2021

Establecen México y EU estrategia a favor de la seguridad alimentaria

Las secretarías de Agricultura de México y de Estados Unidos acordaron organizar una agenda compartida sobre ciencia y conocimiento de frontera en agricultura, donde el programa MasAgro (que impulsa la agricultura sustentable), como estrategia amigable con la naturaleza, fue elegido como una de las contribuciones.

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, anunció lo anterior durante la reunión 2021 del Consejo Directivo Internacional del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), donde se expuso la relevancia de la ciencia colaborativa que fomenta este organismo y que permitirá que México contribuya significativamente al desarrollo global.

El titular de Agricultura expuso, en su calidad de presidente honorario del Consejo, que con el titular de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, comentó la importancia del CIMMYT como uno de los esfuerzos bilaterales más exitosos entre ese país y México.

Subrayó que, hoy en día, 70 por ciento de todas las variedades de trigo en EU proviene de la investigación realizada en México, en conjunto con aliados estratégicos.

Refirió que en México la colaboración de instituciones como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el CIMMYT, a través de programas como MasAgro, ha permitido impactar positivamente en más de 300 mil productores y más de un millón de hectáreas.

La investigación internacional que se hace en el país trasciende fronteras, ya que el Centro hace más de mil 500 envíos anuales de semillas de maíz y trigo a instituciones de investigación nacionales alrededor del mundo, que buscan cultivarlas sustentablemente en beneficio de sus sociedades, apuntó.

En este contexto, dijo, México, América Latina y el CIMMYT juegan un rol importante en la lucha por mejorar las condiciones de los agricultores de pequeña escala y la resiliencia de los sistemas agroalimentarios.

El CIMMYT ya no es solo maíz y trigo, también implica sistemas integrados con múltiples cultivos y animales. Es una cultura impulsada por la excelencia científica, el impacto y los resultados, pero especialmente por un profundo respeto por los socios y los agricultores, indicó Villalobos Arámbula.

 

 

Similar Posts