lunes, julio 26, 2021

En Texas, localizan primer caso de viruela de mono; CDC asegura no es motivo de alarma

Un hombre de Texas que regresó recientemente de Nigeria fue hospitalizado, en condición estable, luego de que se identificara con un caso de viruela de simio, una enfermedad viral rara, pero potencialmente grave que no representa peligro alguno en el nivel de transmisión, pero que tiene que ser monitoreada.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijeron que estaban trabajando con una aerolínea, así como con funcionarios de salud estatales y locales para contactar a los pasajeros que habían viajado con el paciente en dos vuelos, uno de Lagos a Atlanta el 8 de julio y el otro de Atlanta a  Dallas el 9 de julio.

El CDC dijo que creía que el riesgo de que el paciente contagiara la viruela del simio a otras personas a través de gotitas respiratorias era limitado porque los viajeros en esos vuelos y en los aeropuertos de Atlanta y Dallas debían usar máscaras para evitar la propagación del coronavirus.

«Aunque es raro, este caso no es motivo de alarma y no esperamos ninguna amenaza para el público en general», dijo Clay Jenkins, juez del condado de Dallas, en un comunicado.

El doctor Philip Huang, director de Salud y Servicios Humanos del condado de Dallas, dijo que los funcionarios de salud del condado habían estado trabajando con agencias estatales y federales para entrevistar al paciente y a otras personas que habían estado en contacto cercano con la persona.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el virus de la viruela del mono es un ortopoxvirus que causa una enfermedad con síntomas similares, pero menos graves, a la viruela. Si bien la viruela fue erradicada en 1980, la viruela del simio continúa ocurriendo en países de África central y occidental.

«La viruela del mono es una zoonosis: una enfermedad que se transmite de animales a humanos. Los casos a menudo se encuentran cerca de las selvas tropicales donde hay animales que portan el virus. Se han encontrado evidencias de infección por el virus de la viruela del simio en animales como ardillas, ratas cazadas furtivamente de Gambia, lirones, diferentes especies de monos y otros», indicó.

La transmisión de persona a persona es limitada, y la cadena de transmisión documentada más larga es de seis generaciones, lo que significa que la última persona infectada en esta cadena estaba a seis eslabones de la persona enferma original. Puede transmitirse a través del contacto con fluidos corporales, lesiones en la piel o en las superficies mucosas internas, como en la boca o garganta, gotitas respiratorias y objetos contaminados.

La detección de ADN viral por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es la prueba de laboratorio preferida para la viruela del simio. Las mejores muestras de diagnóstico provienen directamente de la erupción: piel, líquido o costras, o biopsia cuando sea posible. Los métodos de detección de antígenos y anticuerpos pueden no ser útiles ya que no distinguen entre ortopoxvirus.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: