sábado, diciembre 4, 2021

En Bulgaria, pasajeros de autobús mueren calcinados  

La madrugada de este martes murieron calcinadas un total de 46 personas, entre ellas 12 menores, al volcar e incendiarse un autobús en una autopista en el oeste de Bulgaria, a unos 32 kilómetros al sur de Sofía, informó el ministerio del Interior búlgaro.

La víctima más joven tenía 4 años, 63 la de más edad y la mayor parte de los fallecidos había nacido entre 1971 y 2004, precisaron fuentes de policiales.

«No todo el mundo puede soportar estas imágenes», dijo el ministro búlgaro del Interior, Boyko Rashkov, en declaraciones desde el lugar del siniestro.

«Los cadáveres chamuscados yacen aquí amontonados, uno encima de otro», añadió el ministro del Ejecutivo de transición búlgaro, y destacó que las víctimas no han sido identificadas aún.

Solo podrán ser identificados mediante pruebas ADN, según el Servicio Nacional de Investigación.

«Es una tragedia aterradora. La mayoría de las víctimas son jóvenes (…) La mayoría son nuestros ciudadanos», declaró desde Bulgaria el primer ministro de Macedonia del Norte,  Zoran Zaev.

Las siete personas que lograron sobrevivir, saltaron del vehículo y fueron trasladadas con quemaduras y heridas leves al hospital Pirogov de Sofía, donde siguen internadas en estado «estable» y fueron visitadas por la delegación normacedonia encabezada por Zaev.

Uno de los heridos es de nacionalidad serbia, confirmó la embajada serbia en Bulgaria.

Las autoridades esperan que los supervivientes puedan testimoniar para ayudar a esclarecer las causas del siniestro, que se produjo cerca de la ciudad de Bosnek hacia las 02:00 hora local (00:00 GMT) en la autopista uma», que conecta a Sofía con Blagoevgrad.

Desde allí, el autobús, en el que viajaban 51 pasajeros y dos chóferes se dirigían hacia la frontera con Macedonia del Norte, de vuelta de una excursión turística a Turquía.

Según las primeras informaciones, el autobús volcó tras chocar en medio de la oscuridad con una barandilla. Casi todos los pasajeros murieron en las llamas, pero no está aún claro si el vehículo prendió fuego antes o después de volcar.

Rashkov dijo que, entre las diversas hipótesis que se manejan, no se descarta que el conductor se quedara dormido o muriera antes que el resto.

«La rueda derecha frontal chocó con una señal de tráfico que voló unos 45 metros. Además, está pinchada al menos diez veces y por el tramo desde donde estaba la señal hasta dónde quedó el autobús hay un reguero de diesel», añadió.

El experto estimó que la explosión que dijeron haber oído algunos de los supervivientes pudo haber sido en realidad el ruido de la ruptura de la rueda.

Aparentemente, el autobús se llevó también por delante la mediana que separa ambas direcciones de la autopista, lo que pudo haber causado chispas, así como la rotura e inflamación del tanque de combustible.

«Según he visto, las llamas se iniciaron de la parte frontal del autobús. Los que sobrevivieron estaban en la parte de atrás y por eso pudieron romper una ventanilla trasera y saltar».

Las llamas fueron tan intensas que derritieron el metal en la zona delantera de la construcción del autobús.

En una conferencia de prensa conjunta con Zaev, el primer ministro interino de Bulgaria, Stefan Yanev, calificó hoy de «enorme tragedia» lo sucedido.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: