martes, agosto 3, 2021

Empresa fantasma, posible móvil de la balacera en colonia Nápoles

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México (CDMX) dio a conocer la balacera registrada en la colonia Nápoles, Alcaldía Benito Juárez, aparentemente se trató de un ataque directo en contra de un empresario, el cual podría estar vinculado a una empresa fantasma que obtuvo recursos indebidos de administraciones capitalinas anteriores.

El pasado viernes 22 de enero se registró un tiroteo en calles de la colonia Nápoles alrededor de las 15:00 horas, el cual dejó un saldo de dos hombres muertos, un empresario identificado como Martin “N” y un elemento de la Policía Bancaria e Industrial, así como una mujer lesionada.

Una de las principales líneas de investigación de este ataque apunta a que se trató de una agresión directa en contra de una del empresario fallecido, detalló en conferencia de prensa Ulises Lara López, Coordinador de Asesores y Vocero de la Fiscalía.

De acuerdo con las primeras indagatorias, los responsables de esta agresión huyeron hacia el Estado de México, posiblemente en dirección a los municipios de Nezahualcóyotl o Los Reyes La Paz, por lo que autoridades de la CDMX solicitaron la colaboración de autoridades mexiquenses con el fin de localizar a los implicados.

Cabe señalar que policías de Investigación localizaron a un probable testigo, quien señaló que escuchó detonaciones de arma de fuego y que logró observar a un individuo, de gorra blanca, que disparó contra los dos hombres para después huir del sitio. En el lugar se localizaron tres balas deformadas, así como 21 casquillos percutidos calibre nueve milímetros.

El funcionario agregó que la Fiscalía capitalina también investiga la posible relación entre el corporativo que encabezaba la víctima, con una empresa fantasma que fue contratada por la Secretaría de Finanzas durante la pasada administración, con la finalidad de prestar un servicio de consultoría externa que no requería.

Con el fin de identificar posibles vínculos entre el corporativo que era presidido por la víctima y la empresa o despacho creado a la que la Secretaría de Finanzas pagó 406 millones de pesos en 2018 para realizar la recuperación del Impuesto Sobre la Renta, la FGJ mantiene coordinación con diferentes instancias de gobierno, como el Registro Público de la Propiedad y Comercio y la Unidad de Inteligencia Financiera.

La indagatoria señala que tres despachos contratados, entre ellos al que se hace referencia, no realizaron trabajo alguno, ya que el mismo fue realizado por personal de la propia Secretaría y entregado a dichos consultores, quienes solamente devolvieron los entregables correspondientes, con la finalidad de justificar su supuesta labor.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: