jueves, mayo 6, 2021

Emma Coronel «se entrego», busca ser testigo protegido

Emma Coronel Aispuro, la joven esposa del narcotraficante, Joaquín “Chapo” Guzmán, se habría entregado voluntariamente a las autoridades de Estados Unidos para convertirse en una testigo protegido y llegó a un acuerdo de cooperación con el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés), con el que podría brindar información o testimonio a cambio de indulgencia en su propio caso; tal como ocurrió hace unos días con Dámaso López, “El Licenciado”, quien redujo su condena perpetua a poder salir de prisión en 2032.

Varios agentes federales estadunidenses informaron que “Ella llamó para entregarse”. Se comunicó con un agente con quien ya tenía contacto desde hace tiempo para decirle que quería cooperar. Cabe recordar que el pasado lunes 22 de febrero, el Departamento de Justicia de EEUU informó que ese día Coronel Aispuro fue “arrestada” en el aeropuerto internacional de Dulles, Virginia, por delitos relacionados con el tráfico internacional de drogas.

La esposa del “Chapo” hizo su comparecencia inicial ante la corte el pasado 23 de febrero, y sus abogados acordaron mantenerla encarcelada indefinidamente a medida que avanza su caso. Está acusada de conspirar para introducir drogas ilícitas en Estados Unidos y ayudar a su esposo a salir de una prisión de máxima seguridad en México. Ella aún no se ha declarado culpable en respuesta a los cargos.

Jeffrey Lichtman, abogado de Coronel y quien también encabezó la defensa del el líder del Cártel de Sinaloa, acusó a las autoridades de Estados Unidos de haber filtrado la entrega de Coronel. “Me sorprende que los federales hicieran esto. No hay ninguna posibilidad de que sea alguien más. Y es repugnante. Ella tiene hijos”.

Mientras tanto, el Departamento de Justicia declinó hacer comentarios, al igual que un portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) que maneja el caso.

Los fiscales federales revelaron los cargos contra Coronel dos años después de que su esposo fuera declarado culpable de cargos federales de drogas, armas y lavado de dinero y sentenciado a cadena perpetua en una prisión federal de Estados Unidos sin libertad condicional.

Similar Posts